formate para el futuro

En las épocas de estudio, siempre es una cuestión que puede levantar cierta polémica o desavenencias ¿Dónde prefieres estudiar en la biblioteca o en casa?

Cada persona es un mundo, algunas no pueden estudiar en sus casas y otras no pueden estudiar en las bibliotecas. Existen una cantidad de motivos a favor y en contra de estudiar en una biblioteca, a continuación enumeramos los más importantes.

A favor de estudiar en biblioteca

  • Estudiar en una biblioteca en épocas de exámenes te permitirá salir de casa, cambiar de ambiente y salir de zona de confort, ya que te tienes que adaptar a una serie de normas como pueden ser las de no hablar, comer, beber, ver la televisión o distraerte con cualquier otro foco de distracción u ocio que poseas en casa.
  • El estar reunido con más personas que están estudiando, favorecerá a tu concentración y estarás mucho más predispuesto al aprendizaje.
  • Las bibliotecas permiten estudiar acompañados de otros amigos o compañeros que te ayudarán, por un lado, a concentrarte y por otro te resolverán cualquier tipo de duda puntual que te pueda surgir en un momento determinado del estudio.
  • Los descansos en la biblioteca suelen ser mucho más eficaces que los del estudio en casa, ya que sueles hablar con gente, comer o tomar el aire fresco sin desconectar del todo. Esto repercute en la recuperación de las energías para seguir estudiando.

En contra de estudiar en Bibliotecas

  • Hay personas que van a las bibliotecas a perder el tiempo, con lo cual, se suelen poner a susurrar, ruido que, en muchas ocasiones, molesta a la hora del estudio. Intenta sentarte lejos de ellos si quieres aprovechar tu tiempo de estudio
  • Pueden existir problemas en infraestructuras ahora que hemos introducido las nuevas tecnologías en el estudio y carecer de Wifi, enchufes o puertos USB para poder recargar nuestros dispositivos. El carecer de Wifi sobre todo puede ser un impedimento importante para estudiar en algunas bibliotecas.
  • En muchas de ellas la comodidad de sus sillas brilla por su ausencia y te tendrás que levantar frecuentemente a estirar los músculos si no quieres sufrir una dolencia muscular.
  • Si eres de los que estudias picando algo como palomitas o frutos secos, en las bibliotecas no podrás, ya que está prohibido comer en sus instalaciones y solo se puede comer cuando haya un descanso.
  • Ten en cuenta que puedes encontrarte a compañeros que hace tiempo no ves y estar un rato hablando, controla estos tiempos para que no se te vaya de las manos.
certificados de profesionalidad en audiolis
FacebookTwitter