trucos para estudiar

Te damos claves temporales para alcanzar tus objetivos académicos.

Cuántas veces no hemos logrado el aprobado por falta de organización en el estudio? ¿Te ha pasado alguna vez que, estudiando, has mirado el reloj y han pasado dos minutos que te han parecido dos horas?

En este artículo intentaremos aportar las técnicas de estudio, ya sean técnicas de estudio para oposiciones o para superar cualquier curso académico para conseguir el efecto contrario, es decir, minimizar el tiempo y maximizar los resultados analizando:

  • Las causas más comunes que nos llevan al caos académico.
  • Las ventajas de una buena organización en el estudio.

Principales causas del fracaso académico

Si atendemos a la literatura existente, son cientos las causas y teorías que podemos encontrar acerca del fracaso escolar. Sin embargo, haciendo una revisión general de las mismas y atendiendo únicamente a las que son competencia exclusiva del alumno, encontramos tres puntos coincidentes y extremadamente actuales por los cuales no se alcanza el éxito académico:

  1. Falta de motivación.
  2. Falta de tiempo.
  3. Falta de capacidad o problemas de aprendizaje.

De estas tres, dos podrían solucionarse con un adecuado plan de actuación y unas técnicas de estudio concretas.

Por otro lado, en numerosas ocasiones el tutor también dispone de falta de tiempo, interés o conocimientos, por lo que se hace difícil la implementación de unas técnicas de estudio adecuadas, que enmienden la falta de motivación y tiempo en los alumnos.

A continuación, aportaremos una serie de técnicas relacionadas con la organización del estudio que ayudarán a paliar estos condicionantes y a tratar de alcanzar los mejores resultados con unas sencillas pautas.

CP Sociosanitaria

Técnicas de estudio que avalan el éxito académico

Técnicas organizativas

Algunas de las pautas más importantes para alcanzar el éxito académico a nivel organizativo son las siguientes:

  • Fijar unos objetivos reales. Ser conscientes de que el día tiene 24 horas es importante, así como que necesitamos necesitamos tiempo para el ocio, el descanso y otras responsabilidades como trabajo, familia, etc.
  • Tener un horario de estudio para cada día y para cada materia o tema. Hay que tener en cuenta que no es físicamente posible trabajar todas las materias todos los días de la semana.
  • Repartir el tiempo de estudio. Debemos asumir que no todas las materias o temas tienen el mismo nivel de dificultad para nosotros. Por esto, es necesario establecer una jerarquía de estudio en la que deberemos hacer más hincapié en las asignaturas que nos resulten menos fáciles, sin que ello suponga dedicarle más tiempo.

En definitiva, debemos tener presente que existe una curva de aprendizaje. Esta nos indica que para establecer un orden o jerarquía de estudio, es conveniente comenzar a trabajar siempre los temas o materias que nos supongan más esfuerzo.

curva del conocimiento

Por ejemplo, si odiásemos las matemáticas, esta sería nuestra materia ideal para comenzar nuestro tiempo de estudio ya que. Esto es debido a que durante la fase 1 y hasta que llegamos a la fase 2, nuestra concentración y nivel de adquisición de conocimientos están en aumento.

Si comenzásemos esta asignatura en la fase 3, donde ya estamos cansados y menos concentrados, sería contraproducente. En esta fase nos vendría genial para cambiar a una asignatura que nos guste más o se nos dé bien ya que, con poco esfuerzo podremos trabajarla sin problemas.

A continuación, tras hacer un breve descanso indicado con la línea de puntos, volveríamos a iniciar la curva de aprendizaje repitiendo en las fases 4 y 5 lo que indicamos en las fases 1 y 2.

Consejos:

  • Se recomienda ser constante, ya que seguir una rutina 3 días y abandonarla 4, no nos permite llevar a cabo un proceso de aprendizaje eficaz.
  • Es importante realizar descansos medidos y organizados previamente. Estos no deben ser mayores de 15 o 20 minutos porque se perdería la concentración. Por ejemplo:

Tareas
1º
2º
3º

Estudio
45 min
35 min
25 min

Descanso
5 min
10 min
15 min

  • Incluir en nuestra planificación todas las acciones a realizar. Estas sería: tareas, esquemas, memorización, pasar apuntes, repasar, etc. Un ejemplo de como podríamos organizarnos sería el siguiente:

PLANIFICACIÓN
– Tareas 1 y 2 de la materia x; dificultad intermedia.
– Resumen / Esquema de contenido y; dificultad alta
– Tareas 2 y 3 de materia z; dificultad baja
– Descanso
– Tareas 1 y 2 de tema x; dificultad intermedia
– Resumen / Esquema de contenido h; dificultad alta
– Tareas 1 3 de materia m; dificultad baja
– Descanso
FINALIZACIÓN

H INICIO
16:00

16:15

17:00

17:10
17:20

17:30

18:15

18:25

H FIN
16:15

17:00

17:10

17:20
17:30

18:15

18:25

18:40

Técnicas ambientales

En cuanto a estas técnicas las más importantes son las siguientes:

  • El lugar de estudio. Es recomendable que sea siempre el mismo, que esté despejado de distracciones, con una temperatura agradable y libre de ruidos.
  • El orden. Es esencial que a la hora de estudiar dispongamos de un espacio despejado en el que contemos con todo lo necesario, como por ejemplo papel, bolígrafo, rotuladores, goma, lápiz, un vaso con agua, etc. Esto hará que evitemos distracciones y pérdidas de tiempo innecesarias.
cursos ofimática

¿Cuáles son las ventajas de una buena organización en el estudio?

A continuación, se exponen una serie de beneficios derivados de una adecuada aplicación de las técnicas de estudio que proponemos.

  1. Mayor aprovechamiento del tiempo. Esto es porque se reduce el número de horas de estudio, y se incluyen tiempos de descanso y ocio.
  2. Mejores resultados académicos. Se disminuye el esfuerzo de interiorizar los conocimientos, debido a la ejercitación constante del cerebro.
  3. Mayor facilidad de comprensión y memorización. Aplicando esta fórmula matemática:
    -(tiempo de estudio+cansancio) =
    +(concentración+comprensión+memorización)
    Es decir, al disminuir el tiempo para interiorizar la información, nuestro umbral de fatiga baja y, por tanto, estamos más concentrados y nos resulta más sencillo comprender y memorizar conceptos.
  4. Aumento en la motivación y la autoestima.
    • Debido a que hemos eliminando el sentimiento de frustración que aparece cuando intentamos hacer algo y por muchas horas que pasen, no progresamos.
    • Y cumpliendo con los tiempos y las tareas propuestas, nos sentiremos responsables y satisfechos con nosotros mismos.
  5. Reducción del estrés. Planificando el estudio, aprovechamos mejor el tiempo y, por tanto, contamos con más tiempo libre. 

¿Qué modalidad de estudio de entre las existentes favorece el criterio temporal?

Sin duda, si realizamos un estudio sobre las ventajas de la modalidad formativa presencial, frente a la modalidad formativa online encontramos que uno de los principales beneficios de esta última sobre la primera es el criterio temporal.

Mientras que la formación presencial está sometida a un horario concreto, en un lugar determinado, un número de horas prefijas, la formación online nos ofrece una FLEXIBILIDAD TEMPORAL. Esto nos permitirá formarnos en cualquier lugar, momento, y en el número de horas del que dispongamos. Esto último es sin duda un factor clave en la consecución del éxito académico.

Realizado por: Marta Calderón Cholbi
Tutora en Audiolís. Docente de administración.

FacebookTwitter