profesiones más demandadas en 2016

Con el auge de las tecnologías y los nuevos cursos de formación, los empleos más demandados a día de hoy, nada tiene que ver con las clásicas profesiones que hemos podido ver décadas atrás. La tecnología ha modificado el sector con una clara predominancia. Sin embargo, este recurso puede ser aplicado a multitud de nichos de mercado, desde comunicación en prensa escrita hasta postproducciones en cine o el community manager.

Esto también ha facilitado el aumento del número de trabajadores en el régimen de autónomos, pudiendo trabajar a tiempo parcial o completo desde sus hogares. Qué duda cabe que todos estos avances han mejorado la calidad de vida de un elevado número de profesionales, permitiendo aumentar la cartera de clientes. A esto, debemos sumarle que el mercado laboral parece remontar poco a poco, con un mayor número de inserciones.

Profesiones más demandadas

Para este año 2016 la Comisión Europea estima que se crearán 450.000 nuevos puestos de trabajo. Entre los cuales sobresalen actividades relacionadas con el marketing, el diseño y la informática. Igualmente, estas son algunas de las profesiones más deseadas por los españoles a día de hoy.

La formación profesional también destaca como sistema educativo más solicitado, con especialización en imagen y sonido. Dentro de este campo podemos destacar desde realizadores hasta operadores de cámara y expertos en postproducción. La sanidad sigue constante como empleo soñado por los jóvenes, siendo enfermería y medicina algunas de las carreras con mayor índice de matriculados.

Profesionales más solicitados

Sin embargo, las empresas tienen una enorme dificultad para encontrar otro tipo de perfiles. Una vez más, repiten entre los primeros puestos, ingenieros, así como técnicos cualificados. El campo jurídico también tiene enormes problemas a la hora de contratar abogados, procuradores, etc. Una situación similar es en la cual se encuentra el área financiera, con graves problemas para localizar analistas o contables.

Conocer esta información puede suponer una enorme ventaja de mercado, con un margen de beneficio por parte del demandante, situación opuesta a la que se da cuando nos hallamos en un mercado globalizado con una feroz competencia laboral.

FacebookTwitter