La baja autoestima, la ansiedad y el estrés (término que procede del inglés, stress) son un problema cada vez más grave en nuestra sociedad. Por eso es tan importante que aprendamos en primer lugar a identificarlos, y en segundo lugar a combatirlos.

La baja autoestima, la ansiedad y el estrés (término que procede del inglés, stress) son un problema cada vez más grave en nuestra sociedad. Por eso es tan importante que aprendamos en primer lugar a identificarlos, y en segundo lugar a combatirlos.

Con una serie de sencillas pautas y consejos, podrás mejorar sensiblemente tu autoestima, lo que sin duda influirá en todo en tu vida. A modo de autoayuda o autocontrol, si sigues nuestras recomendaciones tendrás una mayor estabilidad emocional, conseguirás mayores logros, irás en el camino hacia la felicidad, y todo ello sintiéndote cada día más atractivo.

Como se puede apreciar, no está de más prestar mucha atención a las claves que te desvelamos a continuación, porque pueden marcar un antes y un después en tu vida. Todo eso será gracias a la mejora de tu autoestima, y a unos hábitos que te alejarán de la ansiedad y del estrés (stress).

Consejos para mejorar la autoestima

Para comenzar, nada mejor que hacerlo por el principio. Aparta de tu mente los pensamientos negativos sobre ti mismo. Olvídate de tus defectos y centra toda tu atención en los aspectos positivos que sin duda tienes. Si lo haces, estarás en el buen camino para mejorar tu autoestima. Para ello, no seas tan crítico contigo mismo y toma nota de todo aquello que te hace feliz, para tenerlo siempre en cuenta y potenciarlo cuando se presente la ocasión. Esta técnica de autoayuda es muy efectiva y gracias a ella se consiguen grandes resultados.

Además, para no frustrarte, ponte metas que puedas alcanzar. El querer conseguir siempre la perfección puede ser perjudicial en ciertos casos y convertirse en una fuente de continuo estrés. Está bien querer alcanzar la meta más alta, pero es mejor hacerlo poco a poco, a través de objetivos intermedios que sean alcanzables, que nos ilusionen y que nos motiven para seguir adelante, hacia un punto más alto.

En este sentido, tampoco te frustres ante los errores o los fracasos. En su lugar, toma buena nota de ellos y saca siempre la parte positiva. De todo se aprende y el hecho de cometer un error puede ser el punto de partida para mejorar en algo en la vida.

Otro paso muy importante es pararte a analizar aquello que no te hace feliz. Identifícalo, valóralo, estudia si se puede cambiar, y si es así, empieza a hacerlo de inmediato. Por el contrario, si se trata de algo que no puedes cambiar, como algo en tu físico, busca la parte positiva y aprende a seguir adelante, valorándote tal y como eres.

También es fundamental no buscar siempre la aprobación de los demás. Lo esencial es estar bien consigo mismo, y en este sentido es importante hacer deporte y cuidarse físicamente. No en vano, la apariencia física influye en gran medida en la baja autoestima y por eso hay que tratar de cuidarla.

A modo de resumen, éstos son sólo unos ejemplos de todo lo que puedes hacer para mejorar tu autoestima, aunque hay muchos más factores en los que se puede trabajar. Si quieres profundizar aún más y aprender sobre este apasionante tema que te ayudará en tu vida, sin duda una buena opción es el curso que te ofrece Audiolís: Técnicas para la mejora de la autoestima, el autocontrol y la comunicación

FacebookTwitter