Impactos: 45

La importancia de los alérgenos e intolerantes alimenticios

Aunque parecen lo mismo, son dos afecciones totalmente distintas.

Las alergias alimentarias y las intolerancias alimenticias pueden cursar con síntomas similares, pero se trata de dos afecciones que difieren considerablemente entre sí.

Las intolerancias alimentarias pueden hacer que una persona se encuentre mal. Pero las alergias alimentarias, no solo pueden hacer que alguien se encuentre mal sino que pueden ocasionar reacciones de riesgo fatal.

Padecer una intolerancia alimentaria involucra:

  • Que el organismo de la persona no puede digerir correctamente determinado alimento,
  • y que determinado alimento irrita el sistema digestivo de la persona.

Los síntomas de la intolerancia alimentaria son: náuseas, gases, retortijones abdominales, diarrea, irritabilidad, nerviosismo y/o dolor de cabeza.

Sin embargo, una alergia alimentaria ocurre cuando el sistema inmunitario del organismo, emite una respuesta desproporcionada por parte del sistema inmunitario generando, llamado histamina. Esta reacción puede ocasionar síntomas como problemas para respirar, opresión de garganta, tos, ronquera, vómitos, dolor de estómago, urticaria, inflamación o disminución de la tensión arterial.

A pesar de que las reacciones alérgicas que ha presentado una persona en ocasiones anteriores hayan sido de carácter leve, siempre existe la posibilidad de que su próxima reacción alérgica sea de riesgo vital. El hecho de ingerir una cantidad microscópica de determinado alimento, o a veces incluso el mero hecho de tocarlo o de inhalarlo, puede desencadenar reacciones alérgicas graves. Por este motivo, una persona afectada por una alergia alimentaria debe evitar por completo el alimento problemático y llevar siempre encima un inyectable de adrenalina (o epinefrina).

Contrariamente, muchas personas que padecen intolerancia alimentaria pueden ingerir cantidades reducidas de los alimentos problemáticos sin problemas.

curso de nutrición

¿Cuál es el origen de las alergias y las intolerancias?

  1. En intolerancias el origen proviene de plaguicidas y aditivos que provocan un desquilibrio.
  2. En alergias son causas de factores psicológicos, endocrinos  y ambientales.

Para combatir ambas afecciones es aconsejable mantener una alimentación adecuada. Además, a continuación os contamos algunos consejos:

  • Adáptate a los cambios estacionales de temperatura recurriendo lo menos posible al aire acondicionado o la calefacción.
  • Descansa y duerme en zonas libres de influencias telúricas (es necesaria la ayuda de un radiestesista para descubrirlas) y de contaminación electromagnética (antenas y teléfonos móviles, redes wifi, cercanía de electrodomésticos…).
  • Evita en la medida de lo posible los tratamientos innecesarios con antibióticos y los antiinflamatorios no esteroideos que dañan la barrera intestinal y aumentan su permeabilidad.
  • Toca la tierra y las plantas, cuida un huerto o jardín, para favorecer el contacto con bacterias, ya que el sistema inmunitario lo necesita para madurar. Esto es especialmente importante durante los primeros años de vida.

Aplicaciones de los conocimientos adquiridos

Si te gusta el mundo de la nutrición, puedes complementar tus conocimientos con esta vertiente, cada día son más las personas afectadas por estas enfermedades, como consecuencia del cambio climático, ritmo de vida, aparatos electrónicos, tabaquismo.

Incluso una persona que nunca haya padecido ni alergia ni intolerancia puede adquirir cualquiera de las dos afecciones. Todos conocemos un caso en el que han surgido intolerancias.

Gracias a los avances en medicina e investigación, se han podido diagnosticar muchos casos, que hace pocos años no se sabían por qué sucedían.

El conocimiento de alérgenos e intolerancias está muy presente en nuestras vidas, tanto que existe una cadena de supermercados donde han excluido el gluten de todos los alimentos que pudieran llevarlo. Otro ejemplo es la lactosa eliminada de leches, embutidos, etc.

carnet manipulador de alimentos

Es una rama de la nutrición, con mucha transcendencia en el día a día. Además, en hostelería es necesario disponer de una titulación en manipulación de alimentos, de cara a un cliente alérgico o intolerante.

¿Te ha quedado alguna duda? ¡Pregúntanosla en los comentarios!

Realizado por: Juan Francisco Cárdenas Ruiz
Tutor de Hostelería

FacebookTwitter