Las residencias y centros de día han sido fruto de numerosas inspecciones de los Servicios Sociales. Precisamente, uno de los sectores que más ha salido a la palestra durante la pandemia ha sido el de la atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

La situación con la COVID-19 ha puesto en jaque un sector hasta entonces desapercibido, pero del que se han dejado ver algunas deficiencias en la forma de trabajar o, por ejemplo, ratios bajos de profesionales dedicados por número de pacientes.

Es ahora cuando el Gobierno está valorando la opción de mantener un tope en el número de plazas en residencias de mayores, valorando en un inicio el máximo de 50 y rectificado, hace poco, hasta las 90 plazas.

Otro de los requisitos que se están solicitando con frecuencia en las inspecciones a residencias de mayores es la titulación de los profesionales que trabajan en estas instituciones sociales.

Ya no solo eso, hay un Real Decreto que obliga a los profesionales de los centros a poseer el Certificado de Profesionalidad en Atención Sociosanitaria a personas dependientes en residencias y centros geriátrico. La obligatoriedad de poseer este certificado se ha se ha ido retrasando desde 2015 pero ya no se van a producir nuevas prórrogas. La fecha tope para conseguir la titulación es definitiva: el 31 de diciembre de 2022 todos los trabajadores que trabajen como auxiliar o gerocultores en las residencias deben poseer la titulación requerida en atención sociosanitaria.

La formación de los trabajadores en las residencias, asunto prioritario

Gracias a la transparencia de muchas residencias, y tras analizar más de una treintena de informes de inspección de los Servicios Sociales realizados en centros de día y residenciales de la Comunidad de Madrid en los últimos años, podemos confirmar que:

  • Se solicita el reconocimiento de las acciones formativas para los mandos directivos y personas responsables en ausencia de la dirección. En el caso de que no se tenga, se requiere la subsanación en cumplimiento de lo establecido en el art. 18 de la Ley 11/2022, de 18 de diciembre.
  • Se realizan actuaciones y comprobaciones de cualificación profesional de los trabajadores, donde se solicitan titulaciones, certificados de profesionalidad o habilitaciones de las trabajadoras.
  • Titulaciones más demandadas en las inspecciones a residencias de mayores:
    • Terapeutas
    • Diplomaturas en enfermería
    • Técnicos en cuidados auxiliares de enfermería
    • Terapeuta ocupacional
    • Licenciaturas en Medicina.
    • Formación del personal de cocina (formación específica de alérgenos, control de cocina, etc).
    • Formación en Prevención de Riesgos Laborales de impartida a todos los trabajadores.

Durante todos estos años, muchos profesionales han ido acreditando su cualificación a través de acreditación de la experiencia laboral. Otros, aún no se han puesto manos a la obra. Para poder poseer la titulación para trabajar como auxiliar o gerocultor, se requiere la realización del Certificado de Profesionalidad de atención sociosanitaria que apenas tiene unos 5 meses de duración.

En Audiolís, contamos con las siguientes convocatorias en 2022. Si te interesa formarte y conseguir tu titulación, no dudes en preguntarnos.

  • Málaga: Se inicia el 8 de abril y finaliza el 29 de julio de 2022. Modalidad semipresencial, donde los exámenes y tutorías, así como las prácticas se realizarán en Málaga.
  • Madrid: 9 de septiembre con fin en abril de 2023.

Puedes llamarnos al 951 550 553 y te resolveremos todas las dudas.

Trabaja como auxiliar o gerocultor en residencias y centros de día
Comparte esta información en tus redes: