impresion en 3d

Cada cierto tiempo aparecen nuevas tecnologías que nos hacen dar un gran paso adelante, inventos que a veces parecen juguetes pero que poco a poco van demostrando su capacidad para impulsar cambios en muchos ámbitos de nuestra vida. Es el caso de la impresión en 3D y su potencial didáctico, sobre el que te damos algunas ideas.

No es difícil imaginar las posibilidades que se abren para el aprendizaje cuando una impresora 3D permite crear objetos que hayamos diseñado nosotros mismos, de forma inmediata y sin intermediarios. Prácticamente, el único límite lo pone nuestra imaginación.

Éstos son sólo algunos de los usos didácticos que pueden darse a la impresión 3D:

La impresión 3D está cada vez más extendida en todos los ámbitos

  • Reproducciones de animales, fósiles u órganos del cuerpo (para materias relacionadas con la biología, la arqueología o la medicina).
  • Reconstrucciones y dioramas pertenecientes a otras épocas o a lugares remotos (historia, geografía).
  • Maquetas de edificios (arquitectura, ingeniería).
  • Diseño de objetos, tanto funcionales como decorativos (diseño industrial, diseño gráfico, artes plásticas).
  • Dispositivos robóticos o automáticos (mecánica, ingeniería).
  • Plasmación de conceptos abstractos o teóricos (física, química, matemáticas).

Los propios dispositivos 3D están experimentando grandes transformaciones a un ritmo muy rápido. Lo que hace sólo unos años eran grandes impresoras muy costosas, sólo al alcance de las grandes industrias, hoy ha derivado en dispositivos casi portátiles que pueden adquirirse a precios asequibles.

Un usuario doméstico puede adquirir una impresora 3D a partir de 300 euros, mientras que una institución o empresa accede a equipos más profesionales a partir de 1.500 o 2.000 euros. Un coste bastante asumible si se tiene en cuenta las posibilidades que ofrece.

La evolución además es constante. Una extensión de las impresoras es el bolígrafo 3D que permite dar vida a pequeños diseños en cualquier lugar y con muy pocos requisitos técnicos.

Variaciones como éstas irán surgiendo conforme se siga desarrollando y popularizando la tecnología de impresión en 3D. Pero ya se pueden ir ideando acciones docentes y materiales didácticos que se basen en ella y que permitirán llegar mucho más allá en la formación a todos los niveles. 

Comparte esta información en tus redes: