Tras el boom televisivo de los talent shows de cocina, como Pesadilla en la Cocina y Masterchef, nos surge la típica pregunta de ¿Un buen cocinero nace o se hace? Podemos afirmar que un buen cocinero puede “hacerse” con una buena formación de base y con mucha, mucha práctica. Todos llevamos un pequeño chef dentro y en nuestra cocina intentamos simular aquellos platos que hemos visto en la televisión o la receta que hemos leído en un blog, pero lo cierto es que cuando el plato está terminado, no se parece en nada a aquello que teníamos en mente. Entonces es cuando nos damos cuenta de que nos falta información sobre los antecedentes de la gastronomía moderna, los productos y materias primas, la cocina de otros países, los hábitos y tendencias de consumo y un largo sinfín de cosas que no conocemos y que no estaría mal saber. 

Y así empezaron, desde cero, los ilustres cocineros de la cocina de vanguardia, como Ferran Adrià, Martín Berasategui y Juan Mari Arzak, que a día de hoy no solo nos presentan nuevas formas de cocinar, sino términos que acaban expandiéndose y haciéndose comunes a nivel mundial, como el concepto de deconstrucción, esferificación, las gelificaciones, la creación de espumas y aires o el uso del nitrógeno líquido. Haremos un breve repaso por estas técnicas de cocina:

  1. La deconstrucción es la creación de nuevas elaboraciones partiendo de referencias gastronómicas ya conocidas, sometiendo a modificaciones de textura y temperatura los elementos de un plato, pero conservando el sabor original. 
  2. Con la esferificación se busca la realización de esferas, como su propio nombre indica, con una superficie sólida y un interior líquido, con texturas que recuerdan al caviar y a la yema de huevo.  
  3. En cuanto a la gelificación, se trata de la obtención de texturas sólidas o semisólidas permitiendo la suspensión de un producto o la trabazón de cremas, salsas, sopas, etc. 
  4. La creación de espumas: Texturas ideadas a partir del uso del Sifón ISI, obteniendo texturas muy finas que recuerdan a la mousse. 
  5. La creación de aires: Se presenta en forma de pequeñas burbujas de aire, con sabor y olor del líquido emulsionado y con una textura muy frágil. 
  6. Uso del nitrógeno líquido: Es un elemento introducido en la cocina con la intención de modificar la textura de los productos empleando una temperatura de -196ºC.

Pero no todo está en la dosificación de ingredientes, en su combinación, su gusto y aroma, sino también en la presentación de los platos. Esto es lo que os vamos a enseñar también hoy, cómo realizar una decoración y exposición de platos de forma fácil, original y con gusto

curso de decoración y exposición de platos

Con nuestra primera propuesta, los cucuruchos de papel, queremos rememorar y homenajear a aquellos cucuruchos de fritura de pescado que podíamos encontrar por las distintas ciudades costeras o las famosas castañas en temporada invernal. Con un cómodo soporte de metal, como veis en la foto, se pueden presentar de forma sencilla sin que sea algo incómodo para nuestros camareros a la hora de servir. 

¿Quieres rizar más el rizo? Haz los cucuruchos con las obleas de las empanadillas, así harás una presentación original que, además, es comestible. Si te gusta lo que ves en la imagen, son unas pavías de merluza con orly de tinta de sepia.

curso de cocina creativa o de autor

Nuestra segunda propuesta es el clásico vasito de yogurt, en este caso, servido sobre una base de pizarra. Si estás cansado de pedirte un plato de pasta enorme, aquí os presentamos nuestra reivindicación para que existan las tapas de pasta y podamos probar un poquito de todo. Lo que ves en la imagen son unos tallarines al pesto con parmesano. 

¿Nuestra sugerencia? Utiliza la tapa de aluminio que suele cerrar el yogurt para presentar este plato. Así garantizas que no le entren partículas extrañas y mejoras a gran escala la impresión que ofrece esta presentación.

curso de decoración y exposición de platos AudiolísPara terminar, utilizaremos las latas de conservas tan comúnes en nuestras despensas y tan olvidadas a la hora de darles una segunda vida.

A veces tenemos tan cerca las opciones que no las vemos, aunque a diario estemos comiendo latas de atún, de pimientos, de guisantes, de paté… . Las puedes encontrar de diferentes formas y tamaños y con tapa incluida. 

Este tipo de recipiente es ideal para preparar pequeños entrantes de ensaladas o raciones pequeñas, como este delicioso steak tartar  o este pulpo a la gallega. 

Y tú, ¿qué nos propones para una buena presentación de los platos?

Si esto te ha sabido a poco, hemos cocinado a fuego lento para ti un curso de cocina creativa o de autor, donde podrás actualizar tus técnicas de cocina y sabrás de nuevos productos y tendencias culinarias, con una duración de 50 horas que podrás realizar a distancia u online. Puedes realizar este curso a través de los créditos disponibles en tu empresa de Formación Continua, estando bonificado al 100% en los Seguros Sociales. Si estás interesado, solo tienes que llamar a la línea de teléfono gratuita 951 550 553 o enviarnos con todos los datos rellenos, el Anexo y la Matrícula a hola@audiolis.com.

FacebookTwitter