¿Conoces la importancia de la realidad virtual en el aula?

En una sociedad en la que la realidad como tal ha dejado de existir, se hace imprescindible aprender a enseñar a través de las “gafas mágicas”.

¿Has probado alguna vez a observar el mundo a través de un espejo? ¿has visitado alguna vez la “casa de las risas” en una feria o parque tecnológico? Hoy en día la realidad de lo que vivimos se ha llegado a desvirtuar tanto que pareciera que estamos mirando a través de ese cristal a veces cóncavo y otras convexo que nos cambia la perspectiva real de las cosas.

Quizá te preguntes qué tiene que ver eso con el tema que nos atañe pero, si lo piensas, tiene un gran parecido con las experiencias que tenemos cada día a través de las gafas mágicas de la realidad virtual, pues muchas veces nos llegan a marear tanto como el citado espejo aunque el foco de nuestra atención no sea nuestra propia imagen.

Actualmente tenemos muy asumido el concepto de realidad virtual a través de los videojuegos, ya que es un sector en apogeo y bastante rentable. Pero quizá te sorprenda saber que existen datos que indican que la realidad virtual se viene trabajando desde 1860 cuando “Antonin Artaud” (poeta, dramaturgo y actor francés) utilizó tecnologías vanguardistas para conseguir efectos ilusionistas y difuminar la realidad de su espectáculo.

Ya quizá te sorprenda menos si te digo que  la realidad virtual fue un tema tratado en 1935 en la novela de ciencia ficción “Las gafas de Pigmalión”, cuyo autor fue Stanley G. Weinbaum, donde se habla de un sistema de realidad virtual a través de imágenes holográficas y experiencias ficticias; pues ya conocemos que muchos de los inventos que utilizamos hoy en día como grandes avances fueron inventados y descritos anteriormente en novelas de realidad impensable en su día, como fueron las de Julio Verne. 

Como es habitual, los grandes avances en la historia han venido dados a partir de estrategias bélicas con el fin de conseguir la mayor agresividad y protección ante los ataques ajenos y, a partir de este concepto, se comenzó a aplicar la realidad virtual a la formación de los equipos técnicos en la utilización de maquinaria y herramientas tales como tanques, buques de guerra, submarinos, aviones y simulaciones varias, lo que hoy en día aporta una herramienta imprescindible y económica, a pesar del alto coste de estos simuladores, para la formación básica al uso de estas herramientas. Imagina que no existieran estos simuladores de realidad virtual y cada vez que se quisiera formar a un nuevo piloto de avión, hubiera que mover todo un avión y realizar un vuelo sin la garantía de que conoce perfectamente el uso de esta máquina, ¡sería una locura! ¿no crees?

Gracias a años de desarrollo, pruebas y al avance tecnológico, se ha conseguido llegar al punto de reducir el tamaño y el coste de estos simuladores, hasta el punto de convertirlo en unas simples “gafas de cartón”, acopladas a un teléfono inteligente mediante las cuales, y a través de alguna de las muchas aplicaciones gratuitas existentes, tenemos la posibilidad de visitar y pasear a través del Museo del Louvre o visitar la Torre Eiffel (puedes echarle un vistazo a la app: SITES IN VR).

La realidad virtual llega a las aulas

¿Te imaginas las posibilidades que transmite esta herramienta en el aula? Imagina estar impartiendo o recibiendo formación profesional sobre cómo manipular la mercancía en un almacén a través de los distintos tipos de carretillas, cómo preparar una cena de navidad o sobre cómo desmontar el motor interno de un vehículo en tus prácticas del certificado de profesionalidad que estás estudiando, sin peligro alguno de caídas, roturas o quemaduras, y poder practicar tantas veces como desees sin tener que moverte de casa ni tener miedo a romper algo (e incluso sin tener que salir de la cama si no te apetece). Estaría genial, ¿verdad?

Pues aunque aún parezca mentira o imposible, ¡esta herramienta ya existe! y en menos tiempo del que nos creemos, estará implantado en todos los centros de formación existentes e incluso en centros de educación primaria.

¿Hablamos también del fantástico mundo de los hologramas donde podemos incluso tocar con nuestras manos lo que estamos viendo? Aunque aún no han conseguido que el sentido del tacto perciba ese contacto, pues hablamos de partículas de luz, es alucinante percibir en el aire y en 3 dimensiones la imagen deseada, incluso la visita de un familiar o la imagen de un ser querido que ya no está, como el mensaje de “Leia buscando a Obi-Wan Kenobi a través de R2D2” en la famosa saga de “la Guerra de las Galaxias”. Pero este tema lo trataremos más adelante.

Recuerda que siempre el futuro, que ayer parecía tan lejano, es hoy.

María Victoria Padilla
Tutora Audiolis

Realizado por:
María Victoria Padilla Garzón
Tutora de Actividades de Venta y Actividades Auxiliares de Almacén

FacebookTwitter