Todo el mundo sabe que un currículum es tu primera carta de presentación que puede abrirte las puertas a obtener una entrevista de trabajo.


Haciendo un símil comparativo, podemos decir que generar un buen plato en el mundo de la restauración requiere de la preparación previa y bien cuidada de todos sus ingredientes, pues esto mismo ocurre cuando creamos nuestro currículum vitae, serán necesarios varios ingredientes para conseguir la receta que creamos perfecta.

En este artículo analizaremos uno de esos ingredientes para dar ese toque exquisito a nuestra receta, por eso, nos centraremos en destacar nuestra formación.

La búsqueda de empleo suele ser un proceso arduo que puede alargarse más de lo deseado. Si estás buscando trabajo y quieres mejorar tu empleabilidad, es fundamental que actualices la formación en tu cv de acuerdo a la demanda del mercado laboral.

Las empresas valoran que estés al día y que adaptes tu currículum a las características del puesto que vas a cubrir. La formación académica, junto con la experiencia laboral, son dos elementos clave que pueden diferenciarte del resto de candidatos en un proceso de selección.

Estamos acostumbrados a oír cantidad de consejos sobre cómo realizar un buen cv: el diseño debe ser atractivo y fácil de leer, la extensión debe ser adecuada y se deben destacar los puntos fuertes. Si estás redactando el tuyo o quieres mejorarlo, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo incluir la formación en tu currículum:

¿Cómo añadir tu formación al cv?

Actualmente, existen distintos modelos de currículum. Sea cual sea el que elijas, e independientemente de tu formación, es imprescindible que exista un apartado bien diferenciado de tu cv dedicado a la formación, que se titule “formación académica”, “formación”, “educación”, “estudios” o similar.

Una estructura lógica es comenzar con tu grado más elevado y continuar con el resto de la formación en orden cronológico inverso. Además, si quieres diferenciar tu cv, es muy recomendable incluir un subapartado en el que indiques los cursos o la formación específica que esté directamente relacionada con el puesto al que quieres optar. Adicionalmente, se suelen mencionar el resto de formación en otro apartado bajo el nombre de “otros cursos” o “formación complementaria”, y hacen referencia a aquellos cursos que no están relacionados con el perfil profesional.

La formación se puede enumerar de forma cronológica (desde la más reciente a la más antigua en el tiempo) o bien según la importancia que tenga. En cualquier caso, el formato que deberías emplear para enumerar los títulos obtenidos es el siguiente: Titulación – Centro de estudios – fecha de inicio y fin.

¿Qué formación se debe incluir?

Como ya se ha mencionado, a la hora de redactar el currículum vitae hay que ir al grano y adaptarlo en la medida de lo posible al puesto o a la empresa a la que vayas a enviarlo. Si tienes más de un título, lo más lógico es que los ordenes del más reciente al más antiguo.

No obstante, si vas a optar a un puesto que requiere una formación específica, es preferible situar ésta en primer lugar, y ordenar el resto en orden cronológico.

Hay que evitar incluir información innecesaria a la hora de redactar el cv. Por ejemplo, si tienes bachillerato, se da por hecho que has finalizado la ESO, por lo que debes omitirlo.

Cómo añadir formación no acabada en tu cv

Una situación que puede darse es que estés realizando un curso y aún no lo hayas finalizado. Si la formación que estás realizando finaliza próximamente, es aconsejable que lo indiques en tu cv.

No obstante, si has dejado algún curso sin acabar o lo has abandonado hace tiempo, no te recomendamos que hagas mención en tu currículum, ya que puede dar mala impresión al reclutador.

Destacar tu formación en el cv

Si tu formación es determinante para optar a un puesto determinado, es recomendable que aparezca en la primera parte del cv, justo después de tus datos personales. De esta forma, la persona encargada del reclutamiento identificará rápidamente que cumples los requisitos para el puesto de trabajo. Si además, tienes experiencia en ese campo, incluye un breve resumen en el que destaques tus  mayores logros profesionales.

Cómo añadir la formación a tu cv si no tienes experiencia laboral

Si no cuentas con experiencia laboral, o ésta no está relacionada con el puesto al que estás postulando, te aconsejamos que profundices en la formación y des más detalles sobre la misma: qué te han aportado, qué habilidades has desarrollado, conocimientos específicos, etc.

Destaca aquellas competencias y habilidades que demanda la empresa a la que estés enviando el currículum.

Consejo

Mantén tu currículum actualizado

El último consejo para mejorar tu empleabilidad, es mantener tu currículum actualizado.
Tanto si estás buscando trabajando como si quieres mejorar tu situación laboral, es fundamental que adaptes tu currículum a los requisitos y funciones de la empresa en la que te gustaría trabajar. No olvides que cualquier formación adicional te ayudará a resaltar tu perfil profesional y a aumentar las probabilidades de ser el candidato perfecto para el puesto que tanto deseas.

Hasta aquí hemos ofrecido algunos consejos para que crees tu propia receta formativa, ajustándola obviamente a las necesidades del mercado; y que poco a poco acompañarás con tu experiencia y conocimientos laborales.

Colaboración de nuestros
Tutores de Audiolís

Comparte esta información en tus redes: