Impactos: 41

¡Cuanto más te cuides …más tiempo tendrás para hacerlo!

juan francisco cárdenas ruiz

Somos lo que comemos

Hemos oído muchísimas veces esta frase y es 100% verídica. La alimentación unida a otros factores genéticos y físicos son claves en todos los seres vivos, además, determinará el tiempo de vida y la calidad de la misma.

Como consecuencia una buena alimentación y una dieta equilibrada, repercute no solo en el estado físico, sino que también afecta de manera directa en el estado de ánimo y la autoestima, así una persona que tiene déficit de una vitamina o nutriente que forme parte de alguna hormona, determinará la relación con el entorno y con las personas.

Hay otra frase muy escuchada que ya en  Roma se hizo popular: “Mens sana in corpore sano”.

¿ Por qué una buena alimentación nos alarga la vida en tiempo y en calidad?

Hemos comprendido y tomado conciencia, que la alimentación que se había seguido a lo largo de muchos siglos no era la idónea. El ser humano es omnívoro pero dentro de este rango alimenticio, la ingesta de fibra es mucho más beneficiosa que las grasas y proteínas, aunque éstas últimas son esenciales para poder vivir.

Una dieta con grasas y proteínas animales, afectan a nuestro sistema cardiovascular y renal. Los antiguos nobles y reyes se alimentaban con dietas ricas en este tipo de grasas y terminaban padeciendo de obesidad, reuma y otra serie de enfermedades, que terminaban afectaban a su calidad de vida o acortando su edad.

Una dieta equilibrada en la que se ingieran mucha fruta, verdura, legumbres, y pescado mejor que carne, nos proporcionará un mayor bienestar. Además hoy existen muchas alternativas para ingerir proteínas.

Mantener un estado de salud “óptimo” necesita de una serie de factores extra a la alimentación, y a la educación alimentaria; factores genéticos o el ejercicio físico nos será fundamental para el presente y futuro. Es importante educar a nuestros hijos desde pequeños en una alimentación sana y variada, sembrando así un buen estado de salud.

Tópicos y mitos

En nuestro día a día escuchamos relatos y experiencias de amigos o familiares  que cuentan una realidad totalmente distinta, y parece que por mucha dieta equilibrada que tomemos no funcionan como queremos.

Cuantas veces hemos oído: ¡si yo apenas como y no paro de coger peso!
Esto es debido a que cada organismo es una máquina y como tal tiene su propio funcionamiento. Dos personas se pueden alimentar de lo mismo y practicar el mismo ejercicio físico, y aún así diferir en morfología y estado de ánimo, y es que esto depende del metabolismo. Del mismo modo una dieta desarrollada por un nutricionista para una persona no funcionará igual en otra.

A todo se le suma el ejercicio físico, y el enfoque de la práctica del mismo. Practicar deporte se debe ver bajo el punto de vista del bienestar y no solo con el objetivo de bajar de peso. Además es beneficioso para liberar estrés y ansiedad.

En resumen, disponemos de las herramientas para alimentarnos y estar saludables, solo nos bastará con aprender a usarlas, por supuesto de una manera responsable.

Si te entusiasma la nutrición, existen multitud de cursos en dietética y nutrición, así como para elaborar dietas profesionales y atender a necesidades alimetarias en grupos de distintas edades.

La nutrición, alimentación y dietética es un sector en auge, con muchas salidas profesionales y con alta demanda, así que te animamos a descubrir esas herramientas y a aprender a usarlas.

¡Si comes bien hoy, tu cuerpo lo agradecerá mañana!

Realizado por: Juan Francisco Cárdenas Ruiz
Tutor de Hostelería

FacebookTwitter