Cada vez son más las personas en activo que compaginan ​su ocupación laboral con estudios debido, en parte, a la situación de cambio constante que se produce en el mercado laboral. Si tú eres uno de ellos, sabrás lo complicado que resulta llegar a todo, así que permanece atento a estos consejos para no perder comba.

La conocida como “Generación si-si” (sí estudia, sí trabaja), supone un 10% del total de personas ocupadas que  deciden formarse al mismo tiempo a través de estudios reglados y no reglados. En 2020 la cifra superaba los 2 millones de personas que dividían su tiempo entre trabajo y formación.

Los perfiles son muy variados: desde el graduado universitario que desea aumentar su formación con un máster hasta el trabajador que busca un cambio de profesión y para ello inicia un proceso de reciclaje profesional a través de la formación bonificada.

No importa cuáles sean tus motivos, lo que cuenta es tu deseo de seguir aprendiendo y tu motivación para mantener el ritmo. Por eso te dejamos siete consejos que deberás seguir al pie de la letra si quieres tener éxito en esta aventura:

  1. Planifica, planifica, planifica. Sin una buena organización no eres nada, así que dedica tiempo a realizar un planning de carácter mensual, semanal y diario. Tener objetivos a corto, medio y largo plazo, y cumplirlos, es la única manera de no perder el control.
  2. Descansa. Tu planificación diaria debe necesariamente incluir tiempo para el ocio: nadie es productivo las 24 horas del día o, dicho de otra forma, para ser productivo necesitas dejar de pensar en trabajo o estudio durante unas horas cada día. Un truco: es más efectivo repartir el descanso en pequeñas dosis a lo largo de la jornada que acumularlo todo de una sola vez.
  3. Utiliza las nuevas tecnologías. Existen multitud de herramientas y aplicaciones informáticas enfocadas a la productividad, investiga en la red y sácales partido.
  4. Opta por la formación online o a distancia, que te permitirá compaginar más fácilmente los estudios con el trabajo, ya que ahorrarás tiempo en desplazamientos y podrás configurar tus horarios con mayor flexibilidad.
  5. Usa una agenda. Aunque nunca hayas llevado una o te cueste mantenerla al día, oblígate a hacerlo: descubrirás que se convierte en tu mayor aliada para priorizar tareas y llevarlas a cabo con eficiencia.
  6. No estudies a lo loco. Utiliza resúmenes, esquemas y reglas nemotécnicas. Conforme vamos creciendo perdemos la costumbre del estudio y notamos que nuestra mente se vuelve menos flexible; eso hay que compensarlo con técnicas adecuadas.
  7. Concéntrate. Olvídate del móvil, de internet, de las redes sociales e incluso de tu familia o amigos. El tiempo de estudio es sagrado, así que hazlo saber en tu entorno para que te interrumpan los menos posible.

Aprovecha la gran oferta formativa que existe actualmente en el mercado y no olvides que también puedes acceder a cursos bonificados a través de tu empresa mediante la formación continua. En Audiolís puedes acceder a un catálogo amplísimo relacionado con los principales sectores productivos en el que seguro encontrarás el curso adaptado a tus necesidades.

Encuentra el curso perfecto

¿Y tú? ¿Cómo te organizas para compaginar trabajo y formación?

formación bonificada para trabajadores
Comparte esta información en tus redes: