curso de peluquería canina

Como en la mayoría de mamíferos, el crecimiento del pelo depende de la nutrición, las condiciones climáticas y el estado de salud de la mascota entre otras.

Nuestros animales de compañía suelen mudar el pelaje en primavera y otoño, coincidiendo con la adaptación a los cambios de estación de frío y calor.

Este proceso no es igual en todas las razas, existiendo algunas en las que el pelo crece ininterrumpidamente durante todo el año y no existe pelecha. Estos animales son los más susceptibles a ser atendidos por el profesional de peluquería periódicamente.

La peluquería canina es el arte de cortar y dar forma al pelo de nuestras mascotas y, su objetivo, es la higiene y salubridad de nuestros animales, además de la comodidad de éstos en cualquier época del año.

Diferentes técnicas a usar

La peluquería canina es el arte de cortar y dar forma al pelo de nuestras mascotas y, su objetivo, es la higiene y salubridad de nuestros animales, además de la comodidad de éstos en cualquier época del año. Ahora puedes formarte con el Curso de Peluquería Canina para trabajar en el sector. 

Dependiendo del número de capas del tallo y el grosor de las mismas, el pelo puede ser de diferentes tipos:

  • Pelo de cobertura: el más abundante y grueso
  • Pelo lanoso: más elástico y fino
  • Pelo táctil: caracterizado por su grosor y largura

En función del tipo de pelo que tenga nuestro can, se llevará a cabo una técnica específica en su pelado.

Seis tipos de técnicas

  1. Clipperwork: esta técnica hace referencia al corte de pelo a ras de la piel con el uso de una maquinilla. Se pueden emplear diferentes tamaños de cuchillas para obtener el efecto deseado.
  2. Top-knot: se realizan distintos recogidos en forma de coletas y sujeciones del flequillo para aquellos animales a los que el pelo les impide una correcta visión. Se realiza para mayor comodidad de nuestra mascota.
  3. Stripping: es una de las principales técnicas adaptada para aquellos canes de raza en los que el pelo crece comprimido y bastante duro. El pelaje se ‘arranca’ con ayuda de una navaja y requiere una gran minuciosidad y exactitud.
  4. Blending: consiste en disimular las diferentes tijeretadas unificándolas y mezclándolas entre sí. De esta manera se evitan los ‘cortes’ entre la unión de distintos largos.
  5. Cardin: se denomina al método enfocado a eliminar el pelo muerto del perro usando maquinilla y un peine especial para finalizar el acabado.
  6. Pluncking: en esta última técnica se arranca también el pelo muerto pero, esta vez, usando los dedos. Normalmente esta técnica se usa en la zona del canal auditivo del animal.

¿Por qué estudiar peluquería canina?

Los animales de compañía pequeños, gatos y perros por excelencia, forman cada vez más, parte indispensable del núcleo familiar actual.

Es por esto que, para su correcto mantenimiento, es necesario visitar periódicamente a profesionales cualificados que cuiden la higiene y salubridad de nuestras mascotas.

Su inversión y gasto medio, por tanto, se ha visto incrementado en los últimos años según las estadísticas.

Ante este aumento de la demanda en peluquería canina, una buena opción es la realización del curso en Peluquería Canina, directamente relacionada con este sector de empleo.

Si quieres trabajar como peluquero o peluquera de mascotas opta por una buena formación y busca el curso de peluquería canina que mejor se adapte a ti. 

¿Te animas a cuidar de nuestros peludos amigos?

Autora del artículo:
Carmen Medina León
Docente de Teleformación

FacebookTwitter