curso acreditado tanatoestetica tanatopraxia

¿Qué es la Tanatoestética? La tanatoestética no es solo trabajar en un tanatorio, se trata de una disciplina que está cobrando auge en la actualidad. No obstante, el interés de la sociedad por “disimular” los rasgos de la muerte no es nuevo. Las labores de un profesional funerario son varias, pero conseguir que el último recuerdo que un familiar tenga de su ser querido sea agradable, es la principal labor del técnico en tanatoestética.

“ Debemos lograr que parezca que está inmerso en un buen sueño”

La aparición de restos humanos, perfectamente colocados, acompañados de abalorios y maquillajes demuestra que a lo largo de la historia el ser humano ha dado valor real a la muerte y la  simbología que tiene. En la actualidad, somos testigos que hemos pasado de velar en casa a los difuntos, a que aumente el número de tanatorios e instalaciones donde asegurarse de una atención y calidad en los servicios funerarios.

¿Qué es la tanatopraxia?

La Tanatopraxia viene del griego “thanatos” que significa muerte y praxia que significa práctica, en resumen parece significar, prácticas de muerte o con la muerte. Por tanto, la tanatopraxia se puede definir como el conjunto de prácticas que se realizan sobre un cadáver desarrollando y aplicando métodos tanto para su higienización, conservación, embalsamamiento, restauración, reconstrucción y cuidado estético del cadáver.

¿Qué es la tanatoestética?

La palabra tanatoestética hace referencia a las técnicas que se realizan a un difunto, con el fin de tener una visión o aspecto de él, lo más natural posible. Para ello el técnico, debe de reflejar en su día a día diferentes cualidades, de las cuales podemos enumerar como 6 las más destacables.

  1. Perfil profesional, recopilación de un conjunto de habilidades y competencias que al profesional le permite afrontar sus labores en el puesto de trabajo. Partiendo de la base elemental que es la formación, se debe estar preparado para el desarrollo de la labor diaria, desarrollando una buena praxis.
  2. Conocer el código deontológico y ético, y hacer del buen uso del mismo. El respeto y la confidencialidad, por aquellas personas que ha llegado su fin, colaborando con las últimas decisiones  de la familia con el arreglo de la persona fallecida. Además, respeto a la empresa y a los compañeros, teniendo un actitud colaboradora.
  3. Desde el momento del fallecimiento hasta la finalización del servicio funerario, debemos ser conocedores del protocolo del funerario. Es fundamental que toda la documentación, libro de firmas, esquela, ceremonia, etc, se realicen en el orden establecido, no rompiendo la cadena de trabajo.
  4. En el trabajo habitual del tanatoestético se emplea  una serie de productos e instrumentos específicos, además, de otros comunes en el campo profesional de la estética. Por lo que el conocimiento de los materiales y herramientas, para obtener el resultado deseado es imprescindible.
  5. Junto a la salud postural y física necesaria, el funerario y el tanatoestético precisan de conocimientos para tener y mantener una buena salud anímica. En general, el personal de un servicio funerario debe saber afrontar y enfrentarse de forma acertada a los dos servicios principales: servicios de tanatoéstetica y atención a los familiares.
  6. Tiempo, el futuro trabajador en tanatoéstetica, debe considerar como la mayor cualidad para ser una gran profesional el tiempo: tiempo para la formación, tiempo para la toma de experiencia, tiempo para la elaboración de un proyecto profesional, tiempo para la familia del difunto, tiempo para el difunto, tiempo para él mismo.

“Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses:

Primero: habla con verdad.

Segundo: no te dejes dominar por la cólera.

Tercero: da, aunque no tengas más que muy poco que dar”.

Buda

Hasta no hace muchos años, una vez verificado el fallecimiento, el difunto tenía que estar amortajado, lavado y vestido con su mejor traje y preparado con los pies mirando a la puerta para que vuelva a casa. En la actualidad, el maquillaje a los difuntos se ha convertido en algo fundamental para la sociedad, en el que la tanatoéstica, es la protagonista del final, donde transforma el último dolor sentido por el difunto para que quede escondido.

“Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte”.

Leonardo da vinci
Rosario Tellez

Realizado por: Rosario Téllez Cueto
Tutora de Comercio y Marketing

FacebookTwitter