¿Sabes por qué es necesario y urgente adquirir competencias digitales docentes? Si formas parte del mundo de la educación y formación debes saber que necesitas reciclar tus competencias.

Hoy en este artículo analizamos cómo comenzó el proceso de transformación de nuestro perfil; así como los 5 ámbitos que debemos intentar adquirir para ser docentes innovadores del siglo XXI.

Historia de la educación

Para contextualizar por qué hoy día se habla tanto de la necesidad de adquirir Competencias Digitales Docentes, nada mejor que hacer un poco de historia y contar las circunstancias que propiciaron la inclusión de este tema tan importante en nuestras sociedades.

Nos remontamos al año 1993 cuando el Consejo Europeo encarga un estudio sobre la educación del siglo XXI. Tras la investigación liderada por un equipo de expertos, surge un informe denominado“Informe Delors”. En este se resalta el papel de la educación como instrumento de cambio de la sociedad. Además, es aquí donde aparece por primera vez, el concepto de “Sociedad de la Información”.

Esa Sociedad de la Información requeriría, desde el plano educativo, la necesidad de establecer una educación permanente para una sociedad en constante cambio y evolución. Fruto del desarrollo de una educación a distancia, fomento de la creación de redes entre las universidades y los centros de investigación (Informe Bangemann, 1994). También aparece aquí la necesidad de formar y alfabetizar al profesorado en informática.

Objetivos

Para conseguir los objetivos propuestos, se lleva a cabo el programa de trabajo “Educación y Formación 2010” y la “Estrategia 2020”. Se trata del nuevo marco para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación.

Ambas propuestas incluyen objetivos dirigidos a resolver las carencias de alfabetización digital de la ciudadanía y la mejora de los sistemas formativos. Para cumplir dicho objetivo, es necesario contar con profesores de calidad, bien formados, con nuevas competencias y la utilización de nuevos enfoques de enseñanza.

Todas estas iniciativas y directrices marcadas desde la UE han tenido su traslado también en nuestro país. En la última Ley de Educación española, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad  Educativa (LOMCE) se reconoce el papel fundamental de las TIC en la formación del profesorado. También refleja la necesidad de crear un marco de referencia, que oriente a la formación permanente del profesorado y facilite el desarrollo de la cultura digital en el aula.

El Instituto Nacional de Tecnología Educativa y Formación del Profesorado (INTEF) es un organismo vinculado a proyectos oficiales de integración de las TIC en la educación.

Puesta en marcha

Desde el pionero Proyecto Atenea (desarrollado a finales de los años 80), hasta el Proyecto Escuela 2.0, el último desarrollado, ha supuesto la puesta en marcha del modelo de aula digital del siglo XXI. Este está dotando a los centros de redes informáticas, pizarras digitales, conexión de banda ancha a Internet y facilitando un ordenador a cada estudiante.

Esto garantizara el acceso generalizado a la Red y a otros recursos educativos digitales. Además ofrecer formación dirigida a capacitar, no sólo tecnológica sino también metodológicamente, a los profesionales de la enseñanza. Todo lo anterior, fomenta actividades de experimentación y evaluación en el aula, facilitando así el incremento del uso pedagógico de las TIC.

Marco Común de Competencia Digital Docente

En 2014 se elaboró el borrador del Marco Común de competencia Digital Docente, que parte del trabajo previo del Proyecto DIGCOMP del Instituto de Estudios de Prospectiva de Tecnologías (IPTS) de la Comisión Europea, en relación a la Agenda digital 2020. Se trata de una propuesta estandarizada que especifica la competencia digital mediante descriptores de 21 sub-competencias (descritas en términos de conocimientos, habilidades y actitudes); y que están organizados en 3 niveles donde se gestiona y desarrolla la Competencia Digital en 5 áreas principales:

  1. Información: Identificar, localizar, recuperar, almacenar, organizar y analizar la información digital, evaluando su finalidad y relevancia.
  2. Comunicación: en entornos digitales; compartir recursos a través de herramientas en línea; conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales; interactuar y participar en comunidades y redes; y conciencia intercultural.
  3. Creación de contenido: Crear y editar contenidos nuevos (textos, imágenes, vídeos); integrar y reelaborar y conocimientos y contenidos previos; realizar producciones artísticas; contenidos multimedia y programación informática; saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.
  4. Seguridad: Protección personal, protección de datos, protección de identidad digital, uso de seguridad, uso seguro y sostenible.
  5. Resolución de problemas: Identificar necesidades y recursos digitales; tomar decisiones a la hora de elegir la herramienta digital apropiada, acorde a la necesidad a resolver problemas conceptuales a través de medios digitales; resolver problemas técnicos; uso creativo de la tecnología; así como actualizar la competencia propia y la de otros.

Líneas de actuación

Las líneas de actuación del proyecto se centran en una serie de objetivos que se pretenden conseguir y son:

  1. Posibilitar que los profesores conozcan, ayuden a desarrollar y evalúen la competencia digital de los alumnado.
  2. Facilitar una referencia común con descriptores de la competencia digital para profesores y formadores.
  3. Ayudar a que el docente tenga competencia digital necesaria para usar recursos digitales de las tareas docentes.
  4. Influir para que se produzca un cambio metodológico tanto en el uso de los medios tecnológicos como en los métodos educativos en general.

El Plan de Formación Docente tiene como punto de partida el Marco Común de Competencia Digital Docente; este sirve de referente para hacer una adaptación aplicada a la función docente. Además, tiene indicadores evaluables que puedan ser acreditados tras las correspondientes acciones formativas y que propicien el nuevo rol “Docente innovador del siglo XXI”.

Competencias digitales docentes

“La Competencia digital implica el uso crítico y seguro de las tecnologías de la Sociedad de la información para el trabajo, el tiempo libre y la comunicación. Apoyándose en habilidades TIC básicas: uso de ordenadores para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información y para comunicar y participar en redes de colaboración a través de internet”

(european Parliament and the Council, 2006).

En esta definición se encuentran las principales habilidades de la competencia digital. Desde este Marco, se nos plantea en líneas generales que “la competencia digital también debe definirse como el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el tiempo libre, la inclusión y la participación en la sociedad”.

Desde el punto de vista del subsistema de la Formación Profesional para el Empleo, contamos con cursos del Plan de Perfeccionamiento técnico para docentes. Estos se imparte a través del Servicio de Empleo Público Estatal. Aunque estos cursos se imparten por comunidades y no siempre se ofertan para todas las especialidades.

Dicho esto, nos centraremos en establecer al menos 5 competencias TIC que debería conocer todo buen docente para que su labor sea efectiva.

Curación de contenido

Esta competencia está relacionada directamente con el área de la Información, el docente debe ser capaz de navegar, buscar y filtrar información.

Para conseguir este objetivo deberá conocer las técnicas efectivas de búsqueda y filtrado online que permitan encontrar contenido fiable; además de conocer los derechos de autor y las posibilidades que ofrecen las Licencias Creative Commons no vulnerando la propiedad intelectual.

curso-excel-oficial

Creación de contenido

Esta competencia está relacionada con el área de Creación de contenido. Se centra en la necesidad de conocer y utilizar distintas herramientas para la creación y diseño de contenido digital. El objetivo final es el de añadir mayor dinamización a las sesiones formativas.

El docente TIC debería conocer algunas de las siguientes herramientas:

Conocimiento de plataformas virtuales de aprendizaje

Esta competencia también puede estar relacionada con dos áreas de creación de contenido y de resolución de problemas.

Las plataformas virtuales permitirán al docente conocer otras modalidades diferentes de impartición de la enseñanza como puede ser la modalidad teleformación o mixta. Para ello, deberá conocer cómo se configura la formación en la plataforma Moodle, así como los procesos de tutorización online.

Las redes sociales en la educación

Esta competencia está relacionada con el área de Comunicación.

En un mundo donde la comunicación y la información es constante, nuestro perfil docente debe saber utilizar y aplicar herramientas comunicativas fomentando su objetivo didáctico.

Hablamos de herramientas como: Skype, Hangout, WordPress, WordPress classroom, Twiter, Linkedin. Nuestras publicaciones y aportaciones nos permitirán aumentar nuestro propio crecimiento profesional.

Marca personal e identidad digital

Esta competencia está relacionada con el área de Seguridad, el uso seguro de las redes sociales, la protección de la identidad digital, ciberseguridad, seguridad TIC. Todos son elementos a tener en cuenta, ya que educar en la tecnología es también parte de nuestra responsabilidad.

Son muchos los docentes que están adquiriendo nuevas competencias profesionales para adaptar su perfil a la nueva forma de entender la docencia.

Con la aparición de nuevos escenarios de aprendizaje, se les confieren un nuevo rol, que debe implementarse mediante el desarrollo de la Competencia Digital Docente. Estos están propiciados por la evolución de nuevas tecnologías.

Cada vez se le da más importancia a la adquisición de destrezas que les permita: filtrar información, seleccionarla, crear contenidos de valor, y dominar los nuevos espacios comunicativos. Estos nuevos espacios enriquecerán su práctica profesional además de contribuir al desarrollo de su propio Entorno Personal de Aprendizaje (PLE).

Realizado por: María Soledad Ortega Cruces
Tutora en Audiolís. Docente de Docencia de la Formación profesional para el Empleo..

FacebookTwitter