Concentrate para nuestros cursos Online
concentración para la formación

Tanto si estamos estudiando, trabajando o realizando cualquier otra tarea del día a día, nos interesa aprovechar el tiempo estando al cien por cien. Solo estando concentrados, conseguiremos mejores resultados en todas y cada una de las tareas que necesitamos realizar en nuestra vida cotidiana.

Por todo ello, hemos recopilado unos 19 trucos de concentración efectivos. A continuación hablaremos de los 10 primeros y la próxima semana os descubriremos unos 9 trucos más.

  1. Planifica tu día jerarquizando las tareas. Es muy importante establecer prioridades por importancia, así como por esfuerzo mental y dificultad. Primero van las tareas de alta importancia, y seguidas de estas aquellas que requieren un mayor esfuerzo o dificultad, dejando para el final aquellas más fáciles.
    Un buen comienzo para planificarlas, sería hacer una lista de todas las tareas a realizar y colocar números en el lateral por importancia.
    Es fundamental tener claro las actividades a realizar antes de comenzar la jornada.
  2. No mezcles tareas. Si lo hacemos, sólo conseguiremos distraernos más fácil.
  3. Toma nota de todo. Cuando estamos realizando cualquier tarea, tener papel y lápiz cerca nos ayudará a ejecutar la misma, bien subrayando, anotando ideas en los bordes, haciendo esquemas, anotando ideas que nos van surgiendo para no olvidarlas más tarde, etc.
  4. Haz descansos periódicos. Está comprobado que descansar entre actividades de forma periódica, ayuda a que el cerebro se reinicie. Tras la ejecución de una actividad que nos ha ocupado 60-120 minutos, es conveniente levantarse y distraerse de 5-15 minutos antes de volver a nuestras tareas.
  5. Pon orden a tu espacio. Es conveniente que para trabajar o estudiar, el lugar que estés utilizando esté lo más ordenando y así eliminar posibles distracciones.
  6. Elimina las distracciones. Guarda toda los aparatos electrónicos, a no ser que los necesites para trabajar; silencia notificaciones; cierra las redes sociales así como el correo electrónico; procura que la temperatura de la habitación, así como la iluminación y los ruidos de la habitación sean los más adecuados; y si utilizas música para realizar tu actividad, intenta que esta sea sin letra para no distraerte de forma inconsciente.
  7. Hidrata tu cuerpo. Está demostrado que la pérdida de agua disminuye la concentración. Por esto, ten siempre a mano una botella o vaso de agua para beber antes de tener sed.
  8. Oxigena el cerebro. Es primordial dormir y descansar 8 horas diarias preparando así al cuerpo y la mente para la siguiente jornada laboral.
  9. Respeta la concentración de otros. No interrumpas la tarea de alguien a no ser que sea imprescindible o que estéis en ambiente distendido antes de continuar con una actividad
  10. Escúchate y aprende a gestionar tu atención. La atención afecta de forma distinta a cada uno de nosotros, y debes aprender cuando te afecta más a ti, así como localizar cuando comienzas a estar cansado. Esto hará que puedas aplicar una técnica de concentración u otra. Por ejemplo, a todos no les afecta el ruido de igual forma. Si eres una persona que te perjudica en gran medida, puedes tomar varias medidas, como ponerte música que no vaya a distraerte para concentrarte solo en tu tarea, o utilizar tapones para los oídos, o cambiar de estancia de trabajo si fuera posible.
Banner cursos Audiolis

Y hasta aquí los técnicas de hoy. En el próximo post os descubriremos 9 trucos más para concentraros de forma efectiva en vuestra actividad diaria.

FacebookTwitter