952 10 14 94 info@audiolis.com

Trabajas. Acumulas paro, dejas de trabajar y lo cobras, por ejemplo, un mes y medio porque vuelves a trabajar. Ahora sigues cotizando y acumulando desempleo y vuelves a quedarte sin trabajo. ¿Retomas el desempleo anterior?, ¿se acumula y cobras el de ambos períodos?, ¿qué ocurre?

Estamos seguros de que has tenido más de una vez una conversación de este tipo, pero nunca has sacado conclusiones concretas. Hoy vamos a ver qué ocurre con esto.

¿Reanudar el paro o cobrar el nuevo?

Si desde que dejaras de cobrar tu paro inicial has cotizado menos de 360 días debes reanudarlo. Sí, nos referimos al paro que suspendiste por volver a trabajar. Cobrarás además en las mismas circunstancias que lo dejaste.

Solo en el caso contrario (el de haber cotizado 360 o más días) podrías elegir reanudar el anterior o cobrar el nuevo paro acumulado. En este caso, el que no elijas no podrá usarse para desempleo posterior. Es decir, lo perderías. Únicamente te serviría para jubilación o bajas pero no genera derecho a prestaciones.

En definitiva, si tu circunstancia es la segunda te conviene calcular cuánto tiempo tienes de un paro u otro y qué te conviene más para elegir de forma acertada. Como te decimos, el que no disfrutes lo perderás.

Si a pesar de haber resuelto estas dudas no te queda claro qué cantidad debes recibir y durante cuánto tiempo te invitamos a que continúes con esta lectura para arrojar luz a cualquier duda que te surja. Qué, ¿seguimos?

Requisitos para acceder a desempleo

Como sabes para poder cobrar el paro primero necesitas certificar una ruptura de la relación laboral entre tú y tu empresa y haber estado cotizando el tiempo suficiente para poder cobrar el subsidio.

Hay varios contextos que hacen legal una situación de desempleo. Aunque recuerda que nunca jamás podrás cobrar el paro si causas una baja voluntaria.

Tipos de desempleo

Diferenciamos dos tipos según la forma en la que finalices tu relación laboral. Hablamos de paro total cuando el trabajador cesa de forma temporal o definitiva su actividad laboral y por tanto deja de recibir su salario mensual. Básicamente es el desempleo propio de un despido o una finalización de contrato.

Si por el contrario se produce una reducción de jornada y sueldo temporalmente, se recibe un paro parcial.

Período mínimo de cotización para obtener derecho a paro

Al menos necesitas haber cotizado 360 días para poder acceder a este derecho.  La duración y cantidad dependerá del número de días a partir de ese mínimo durante los cuatro años anteriores al momento en que cesó la obligación de cotizar.

Cuantía del desempleo

Depende de una base reguladora que se calcula dividiendo por 180 la suma de todas las cotizaciones acumuladas en los 180 días anteriores al día en que se ha roto la relación laboral.

Tras obtener la base reguladora, lo que cobrarás de paro es el resultado de aplicar a esa base reguladora los siguientes porcentajes: el 70% durante los primeros 180 días y el 60% a partir del día 181.

Ya sabes que los tres primeros meses la cantidad es mayor que en los restantes.

Desempleo y contrato de formación

Tal y como hemos recordado en varias ocasiones el contrato de formación, único por ser bonificado y por tener carácter formativo, cotiza por desempleo y cumple las mismas condiciones que cualquier otro.

 

Contrato de formación es el único bonificado

Marta Pérez

Dale un tema y moverá el mundo. Redactora de contenidos de Audiolís en base a normativa, legislación y todo aquello que pueda resultar de interés para el mundo empresarial. Un todoterreno muy singular :)