952 10 14 94

La forma de pensar de la sociedad está cambiando y los beneficios laborales más valorados hoy día, también. No es un secreto que el trabajo a distancia (o teletrabajo) se ha convertido en uno de los beneficios más valorados por los empleados. Pero ¿podría triunfar esta medida en España? Lo analizamos. 

Dicen las estadísticas (Eurostat) que el teletrabajo en España no triunfaría, que estaría condenado al fracaso, pero… ¿qué hay de cierto en esto?

Si analizamos las causas que hacen que las estadísticas sean tan pesimistas, nos encontramos con los acuerdos laborales. Y es que, tan solo el 3% de los acuerdos firmados en los últimos cinco años recogen alguna cláusula que hace referencia al teletrabajo por lo que esto dificulta el acceso a esta opción. 

Si comparamos esta cifra con la de los demás países europeos, no deja de ser irrisoria, puesto que en Europa este beneficio social está muy extendido duplicando (o incluso triplicando en el caso de los países nórdicos) la tasa de trabajadores que desarrollan su actividad desde casa. Haciendo referencia a esto último, la tasa de personas que teletrabajaban en 2018 en Holanda era del 14% mientras que en España era del 4,3% (Eurostat). 

Da que pensar que en pleno siglo XXI, donde la conexión a internet, que facilita la comunicación con cualquier parte del mundo de manera instantánea, está más que implantada, aún haya empresas reacias al teletrabajo. Pero ¿son todo ventajas con este método de trabajo? Vamos a verlo. 

Las ventajas del teletrabajo

  • Bienvenida conciliación: es tal vez la ventaja más evidente de este método de trabajo. Y es que el hecho de teletrabajar hace posible la conciliación entre la vida familiar y la vida profesional, pudiendo combinar ambas sin problema alguno.
  • Reducción de costes empresariales: aunque son muchas las empresas que piensan que el teletrabajo solo beneficia al empleado, no es así. Y es que al brindarles la oportunidad de trabajar desde casa, los gastos de suministros se reducen, puesto que durante los días que los empleados realicen su trabajo desde casa la oficina permanecerá cerrada o con una plantilla reducida.
  • Desde el sofá o desde la playa: ¿estar tomando el sol en las Bahamas y trabajando para tu empresa con sede en España? Es posible. Tan solo necesitarás un fiel aliado: buena conexión a internet.
  • Flexibilidad horaria: esta ventaja en realidad es un complemento de todas las anteriores, ya que como es de esperar tú decides cuándo trabajas. Mientras cumplas objetivos o tu jornada laboral, el horario lo pones tú.

Las desventajas del teletrabajo

  • Desconexión, ¿qué es eso?: una de las principales desventajas de todos los trabajos hoy día es la no desconexión. Cuando estamos inmersos en un proyecto, le damos una y mil vueltas y es inevitable no llevarse el trabajo a casa o allá a donde vayas. Imagina si trabajas desde casa…la desconexión se hace aún más imposible.
  • Horarios distintos al resto: la flexibilidad horaria hace que seamos libres de decidir nuestro horario de trabajo y por tanto, hará que este sea diferente del que marquen nuestros compañeros. Punto negativo para que fluya la comunicación con ellos.
  • Socializar con los compañeros: al trabajar desde casa, nuestro contacto con la familia es mayor pero también dejamos de relacionarnos con nuestros compañeros de oficina.
  • Distracciones: hay que ser sinceros y si trabajas desde casa, estás en un entorno lleno de distracciones. Para evitar esto, es muy importante que establezcas un horario de trabajo y selecciones un espacio de trabajo donde puedas evitarlas.

Ahora solo nos queda poner en una balanza las ventajas y las desventajas del teletrabajo y valorar si realmente merece la pena. Aunque parece ser que el futuro camino hacia esta tendencia, habrá que esperar para saber si realmente puede triunfar en España o no. El tiempo lo dirá.

Comparte en:

Raquel Rey de Audiolís

Redactora de contenidos sobre formación y empleo.