952 10 14 94

El teletrabajo ha vivido uno de sus mayores auges tras la situación vivida por la COVID-19. Es ahora cuando es el momento ideal para establecer una nueva regulación del teletrabajo, y así lo pretende el Gobierno de España que comenzó publicando una consulta pública de cara a establecer un marco legal a esta modalidad de trabajo.

Actualizado a 30 de julio de 2020.

Ya contamos con el anteproyecto de Ley que regula el trabajo a distancia y el teletrabajo, con el que no están de acuerdo las patronales CEOE y Cepyme, pues declaran que está concebida fuera del margen del diálogo social, tildándolo de «errático» y «desequilibrado». Es por ello, que este martes 28 de julio se ha reunido el Ministerio de Trabajo y agentes sociales para trabajar sobre la nueva propuesta que recoge, entre otras, la eliminación del apartado referido a la lactancia y que el teletrabajo no esté considerado como conciliación.

Lo que hasta hace unos meses era uno de los beneficios más solicitados por los trabajadores, ahora ha proporcionado a los empresarios en época de COVID-19 uno de los colchones para garantizar la actividad empresarial y la protección de los trabajadores, así como para poder hacer frente a la conciliación entre vida laboral y familiar.

Aunque es una medida que el Gobierno tenía ya entre sus planes, se han visto forzados a acelerar esta nueva regulación del teletrabajo.

Por lo pronto, los contratos en prácticas o contratos para la formación y el aprendizaje, quedan excluidos de la modalidad de trabajo a distancia en esta nueva regulación y se establecen una serie de preferencias a la hora de acceder al trabajo a distancia frente a otras personas trabajadoras:

  • Para el ejercicio de la lactancia natural
  • En caso de violencia de género

También pueden optar a esta modalidad cuando sea con el objetivo de obtener un título o académico o profesional, aunque sin carácter prioritario.

El Acuerdo de trabajo a distancia: el documento estrella

En el anteproyecto de Ley se regulan los elementos básicos que deben ir en el documento para garantizar los derechos de los trabajadores a distancia:

  • Horario y tiempo de conexión/disponibilidad
  • Distribución entre trabajo de presencia y trabajo a distancia.
  • Mecanismo de compensación de gastos
  • Lugar habitual de prestación de servicios
  • Centro de trabajo de la empresa donde queda adscrita la persona trabajadora.
  • Inventario de medios, equipos y herramientas para desarrollar el trabajo, incluido consumibles y muebles, así como su vida útil y los periodos de renovación.
  • Los medios de control empresarial de la actividad.
  • Plazo o duración del acuerdo.

Este acuerdo debe realizarse por escrito y estar incorporado al contrato de trabajo inicial. Debe formalizarse antes de que se inicie el trabajo a distancia.

Es importante remarcar que realizar el trabajo a distancia debe ser algo voluntario y no obligatorio por parte de la empresa, es decir, acordado por ambas partes.

Para aquellos trabajadores que ya prestasen esta modalidad de trabajo, cuentan con un plazo máximo de un mes para firmarlo. Si no se cuenta con este acuerdo firmado, la empresa puede enfrentarse a sanciones tipificadas como graves pues se establece como obligatorio.

Los gastos en el teletrabajo: Debate abierto

Más del 30% de la población lo ha podido vivir en su propia piel. Teletrabajar desde casa ha sido la salvación de su puesto de trabajo. Este viraje en la forma de trabajar ha permitido tener ahorros, por ejemplo, en desplazamiento (transporte público, carburante, etc), pero también gastos. Gastos que sindicatos y expertos reivindican que debe hacerse cargo la empresa. El incremento que más hemos notado en nuestras facturas es el de la línea de teléfono, el consumo de wifi, luz, agua, calefacción. Pero también está sobre la mesa otros conceptos como limpieza, mobiliario ergonómico, utilización del espacio, etc.

En el anteproyecto de Ley se hace especial mención a este aspecto y la empresa debe hacerse cargo, tal y como ya se mencionaba en el Acuerdo marco europeo de teletrabajo de 2002, de:

  • Aportar los medios y herramientas de trabajo necesarias.
  • La compensación de gastos de uso y consumo, directos o indirectos, que le ocasione al trabajador.

El control horario y su registro: derecho al horario flexible

El registro horario debe realizarse y ser fiel a la jornada de trabajo y, como hemos comentado antes, debe quedar reflejado en el Acuerdo de Trabajo a Distancia que firme empleado y empresa. Aquí la persona trabajadora tiene cierta flexibilidad para alterar la jornada, siempre y cuando esté dentro de los límites fijados en el acuerdo.

La empresa también podrá fijar unas franjas de disponibilidad o días/horas en las que sea necesario que el trabajador se encuentre en el centro de trabajo.

Derecho a la formación y promoción profesional

En esta regulación del teletrabajo, los trabajadores a distancia seguirán teniendo derecho a la formación y promoción profesional. Forma parte del derecho a la igualdad de trato con respecto a los compañeros que acuden al centro de trabajo. Será la empresa la que deba adoptar las medidas necesarias para garantizar la participación de los trabajadores a distancia en las acciones formativas y la que deba notificar, de manera expresa y por escrito, de las posibilidades de ascenso que se produzcan en la organización.

Intimidad, privacidad y medios digitales

El trabajador a distancia tiene derecho a su intimidad, por lo que la empresa no puede ir más allá de lo estrictamente necesario, proporcional e idóneo.

El control de la actividad laboral corresponde a la empresa, pero sin realizar un control intensivo y permanente, pues atenta al derecho a su intimidad. Te invitamos a ver el webinar gratuito sobre la utilización de datos biométricos en el control de la jornada laboral: sus implicaciones desde la perspectiva de la protección de datos

El trabajo a distancia ocasional

Se introduce esta nueva figura en el anteproyecto y a instancia de la empresa, como consecuencia de fuerza mayor empresarial. Éste es definido como aquel trabajo que se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar libremente elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, de modo ocasional.

Presencia del teletrabajo antes del Coronavirus en España

Dicen las estadísticas (Eurostat) que el teletrabajo en España no triunfaría, que estaría condenado al fracaso, pero… ¿qué hay de cierto en esto?

Si analizamos las causas que hacen que las estadísticas sean tan pesimistas, nos encontramos con los acuerdos laborales. Y es que, tan solo el 3% de los acuerdos firmados en los últimos cinco años recogen alguna cláusula que hace referencia al teletrabajo por lo que esto dificulta el acceso a esta opción. 

Si comparamos esta cifra con la de los demás países europeos, no deja de ser irrisoria, puesto que en Europa este beneficio social está muy extendido duplicando (o incluso triplicando en el caso de los países nórdicos) la tasa de trabajadores que desarrollan su actividad desde casa. Haciendo referencia a esto último, la tasa de personas que teletrabajaban en 2018 en Holanda era del 14% mientras que en España era del 4,3% (Eurostat). 

Las ventajas y beneficios del teletrabajo

  • Bienvenida conciliación: es tal vez la ventaja más evidente de este método de trabajo. Y es que el hecho de teletrabajar hace posible la conciliación entre la vida personal-familiar y la vida profesional, pudiendo combinar ambas sin problema alguno.
  • Ahorro de costes: en desplazamientos, productividad y racionalización de horarios.
  • Reducción de costes empresariales: aunque son muchas las empresas que piensan que el teletrabajo solo beneficia al empleado, no es así. Y es que al brindarles la oportunidad de trabajar desde casa, los gastos de suministros se reducen, puesto que durante los días que los empleados realicen su trabajo desde casa la oficina permanecerá cerrada o con una plantilla reducida. Hablamos de gastos de luz, aires acondicionados/calefacción, agua, alquiler de oficinas, etc.
  • Mayor compromiso por parte del empleado y reducción del absentismo.
  • Atracción y retención del talento
  • Flexibilidad horaria: esta ventaja en realidad es un complemento de todas las anteriores, ya que como es de esperar tú decides cuándo trabajas. Mientras cumplas objetivos o tu jornada laboral, el horario lo pones tú. Permite flexibilidad por tanto en la organización del trabajo y en los descansos.
  • Aumentan las oportunidades de empleo: Posibilidad de insertar laboralmente a personas con movilidad reducida y con responsabilidades familiares.
  • Contribuye a la lucha contra la contaminación y revitaliza los núcleos de población rural.

Las desventajas e inconvenientes del teletrabajo

  • Protección de datos y brechas de seguridad.
  • Desconexión, ¿qué es eso?: una de las principales desventajas de todos los trabajos hoy día es la no desconexión. Cuando estamos inmersos en un proyecto, le damos una y mil vueltas y es inevitable no llevarse el trabajo a casa o allá a donde vayas. Imagina si trabajas desde casa…la desconexión se hace aún más imposible. Aquí entran en juego el tecnoestrés, la fatiga informática y la conectividad digital permamente.
  • Horarios distintos al resto: la flexibilidad horaria hace que seamos libres de decidir nuestro horario de trabajo y por tanto, hará que este sea diferente del que marquen nuestros compañeros. Punto negativo para que fluya la comunicación con ellos. Para ello, habrá que establecer un protocolo o procedimiento de comunicación interna.
  • Socializar con los compañeros: al trabajar desde casa, nuestro contacto con la familia es mayor pero también dejamos de relacionarnos con nuestros compañeros de oficina, por lo tanto, tendremos un mayor aislamiento laboral y puede acarrear una pérdida de identidad corporativa.
  • Mantener el principio de igualdad de trato en las condiciones profesionales: retribución, compensación de gastos, promoción y formación profesional.
  • Distracciones: hay que ser sinceros y si trabajas desde casa, estás en un entorno lleno de distracciones. Para evitar esto, es muy importante que establezcas un horario de trabajo y selecciones un espacio de trabajo donde puedas evitarlas.

Teletrabajar, trabajo a distancia o trabajo a domicilio

La terminología ha ido cambiando con el paso de los años y ahora mismo resulta que el “trabajo a distancia”, que está definido en el artículo 13 del Estatutos de los Trabajadores, queda obsoleto e insuficiente.

Ni todo el trabajo a distancia es teletrabajo ni todo el teletrabajo es a distancia.

“Tendrá la consideración de contrato de trabajo a domicilio aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste y sin vigilancia del empresario”

Artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores

El teletrabajo es una subespecie del trabajo a distancia que permite realizar las labores o prestar servicios con tecnologías de la información, en torno a un contrato o relación laboral, en la que una labor, que podría realizarse de igual forma en las oficinas, se realiza habitualmente fuera de ellas. La nueva regulación del teletrabajo presenta la principal particularidad que es de carácter voluntario, tanto para el trabajador como para el empresario, así como se puede implantar desde el inicio o después. Es decir, es reversible.

El anteproyecto de la nueva regulación del teletrabajo aclara también la definición de trabajo presencial como aquel que se realiza en el centro de trabajo; y el trabajo a distancia ocasional, que ya hemos mencionado anteriormente.

Hablemos del anteproyecto del #TrabajoADistancia. Beneficios, inconvenientes y algún #debate abierto sobre los gastos. #teletrabajo. TUITE Y DIFUNDE CONCIMIENTO

Particularidades para el teletrabajador

  • El teletrabajador tiene los mismos derechos que los compañeros que están en las oficinas y realizan sus mismas tareas.
  • Corresponde al trabajador gestionar la organización de su tiempo de trabajo.  
  • Los teletrabajadores tienen el mismo acceso a la formación y a las posibilidades de carrera profesional que trabajadores que se encuentran en las oficinas y que realizan tareas similares.

Kit básico de teletrabajo para empleados

Particularidades a tener en cuenta por el empresario ante la nueva regulación del teletrabajo

  • El empresario debe adoptar medidas para garantizar la protección de datos. En la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, se establecen derechos relacionados con el uso de dispositivos en el ámbito laboral, como el derecho a la intimidad, uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral y el derecho a la desconexión digital
  • Será el empresario el que deba facilitar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos para que el trabajador pueda realizar su trabajo, salvo que el teletrabajador utilice su propio equipo.
  • El empresario sigue siendo el responsable de la salud y la seguridad profesional del teletrabajador.

Referencia normativa

  • Consulta Pública de la Ley del Teletrabajo
  • Estatuto de los Trabajadores
  • Ley orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales.
  • Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre
  • Real Decreto Legislativo 5/200, de 4 de agosto

Últimas noticias

Comparte en:

Paola Ríos de Audiolís

Responsable del Dpto. de Marketing y Comunicación. Contenidos y artículos de interés relacionados con la formación y el empleo.