Logotipo de Audiolís

Más resultados...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Más resultados...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Solicitar una excedencia laboral para formarse es un derecho que todo trabajador tiene reconocido.

La excedencia laboral es una suspensión temporal del contrato de trabajo que exonera por una parte a la empresa de la obligación de pagar los salarios y las cotizaciones y, por otra al trabajador de cumplir con sus obligaciones laborales.

Hay tres tipos de excedencias laborales: voluntaria, forzosa y para atender al cuidado de un familiar dependiente hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad o al cuidado de un hijo menor de tres años.

Aunque se trata de una desvinculación, está condiciona el reingreso de la persona trabajadora si lo solicita al vencimiento indicado por ella y existe una vacante en la empresa de igual o similar categoría.

La institución de la excedencia se regula en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, pudiendo los Convenios Colectivos, establecer también determinados requisitos, tales como: 

  • Solicitud de diferentes prórrogas. 
  • Establecer una fecha de inicio de la excedencia y una fecha fin. 
  • Plazo de preaviso para solicitar la reincorporación, hay veces que los convenios establecen la pérdida del derecho al reingreso si se incumple con este preaviso. 
  • La condición de ofrecer una vacante de nivel inferior de no existir vacante libre de igual o similar categoría, llegado el momento de solicitar el reingreso, con la posibilidad de mantener el sueldo de su nivel consolidado. 
  • De no existir vacante libre de su categoría, que la empresa pueda ofrecer otra vacante de igual categoría en una localidad distinta a la que venía prestando sus servicios. 

Respecto a este último punto, el TS establece que, si distan más de 300 km de distancia entre una localidad y otra, e implica el traslado necesario del trabajador, si éste se niega a aceptar la vacante, no será despido ni podrá suponer renuncia o dimisión alguna a su puesto de trabajo por propia voluntad, manteniendo el trabajador su derecho expectante a incorporarse en iguales o similares condiciones a las inicialmente pactadas (STS 3119/2017 de 13/07/2017, nº de recurso 2779/2015). 

Siempre que una persona trabajadora tenga la antigüedad mínima de un año en una empresa y no haya hecho uso de este derecho durante cuatro años desde el final de la anterior, podrá solicitar la excedencia voluntaria por una duración no inferior a 4 meses ni superior a 5 años. 

  • Durante la vigencia de la excedencia laboral no existe derecho alguno a percibir un salario.
  • El tiempo de excedencia no computa a efectos de antigüedad en la empresa, no existe el deber de cotización.
  • La reincorporación sólo tendrá lugar cuando exista vacante en la empresa, el derecho a la readmisión no es un derecho incondicional ni inmediato.
  • Posibilidad de trabajar en otra empresa durante el tiempo de excedencia, no incurriendo en competencia desleal.
  • No se contempla la posibilidad de cobrar el desempleo en el tiempo de excedencia laboral voluntaria, sólo existirá esta opción para el supuesto que se trabaje en otra empresa y este contrato no finalice por baja voluntaria o período de prueba.

En muchas ocasiones el fin que lleva a un trabajador a solicitar esta modalidad de excedencia laboral es su interés en formarse. Hay muchos jóvenes que se inician en un trabajo y pasado algún tiempo se dan cuenta que necesitan formación y capacitación, ya que su nivel de cualificación es bajo y no les facilita mejorar posiciones en el mercado laboral.

La alternativa real la descubren cuando, al solicitar su excedencia voluntaria tienen la posibilidad de ser contratados por otra empresa a través de un contrato de formación.

Con esta modalidad contractual encuentran la verdadera oportunidad para dotarse de la formación de la que carecen y así obtener un título oficial de carácter europeo como es el Certificado de Profesionalidad.

El contrato de formación es un contrato que durante años ha apostado por los jóvenes y por la alternancia de la actividad laboral con la actividad formativa impartida en un centro especializado, como es Audiolis. Permite al alumno-trabajador tener un salario y a su vez obtener nuevos conocimientos y competencias con el puesto de trabajo que desarrolla, e ir mejorando su rendimiento y capacitación.

Llegado el momento del reingreso en su empresa de origen, el trabajador siempre podrá optar entre reincorporarse y en este caso, incluso solicitar mejores condiciones gracias a la especialización alcanzada, o bien decidirse por permanecer en la empresa que le ha dado la oportunidad de formarse de forma gratuita, y que por supuesto, también valorará su distinción obtenida.

El contrato de formación en alternancia sin tiempos de espera.

El trabajador contratado con un contrato indefinido, temporal, en prácticas o de formación tiene derecho a solicitar una esta modalidad de excedencia laboral, siempre que cumpla con el requisito del año de antigüedad en la empresa y hayan transcurrido cuatro años desde el final de la anterior excedencia.

Aunque la norma no establece un determinado procedimiento o forma de solicitar la excedencia laboral voluntaria, si es cierto que los convenios colectivos suelen establecer que la solicitud de la excedencia se haga por escrito, no existe legalmente un plazo establecido de preaviso, ahora bien, se suele pactar entre 15 días y un mes de antelación.

La respuesta de la empresa también debe darse al trabajador por escrito, e indicar de forma expresa la concesión de la excedencia laboral.

La empresa suele manifestar su interés en hacer constar de forma fehaciente una fecha de inicio y una fecha de fin, que deberá ser respetada si el plazo resulta ser inferior al máximo de los 5 años legalmente establecidos.

Nada dice la norma sobre la obligación de indicar los motivos que llevan al trabajador a solicitar una excedencia laboral, ahora bien, si la intención del trabajador es su reincorporación pasado un tiempo, en el que aprovecha para mejorar su cualificación estudiando un máster o título relativo a una segunda lengua, podría resultarle incluso beneficioso exponerlos en su empresa, garantizando un reingreso con mejor categoría profesional y sueldo.

El trabajador en excedencia voluntaria conserva sólo un derecho preferente al reingreso en las vacantes de igual o similar categoría a la suya que hubiera o se produjeran en la empresa.

La reincorporación está condicionada a la existencia de vacante.

La Doctrina de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo en torno al ejercicio de este derecho establecido en el artículo 46.5 del ET afirma que:

  1. Este derecho preferente al reingreso del trabajador en excedencia voluntaria común es un derecho potencial o expectante, condicionado a la existencia de vacante en la empresa, y un derecho incondicional, ejercitable de manera inmediata en el momento en que el trabajador excedente exprese su voluntad de reingreso.
  2. El interés que está en la base de la situación de excedencia voluntaria común es genéricamente el interés personal o profesional del trabajador excedente voluntario, muy digno de consideración, pero que, de acuerdo con el criterio del legislador, no justifica conservar para él un puesto de trabajo, a costa de la estabilidad en el empleo del trabajador que lo sustituya o del propio interés de la empresa.
  3. La excedencia voluntaria no implica para el empresario el deber de reservar al trabajador excedente el puesto de trabajo desempeñado con anterioridad a ello, quiere decir que el empresario puede disponer de la plaza vacante, bien contratando a otro trabajador para el desempeño de la misma, bien reordenando los cometidos laborales que la integran, bien incluso procediendo a la amortización de la misma.
  4. De esta manera el derecho potencial o expectante del trabajador en excedencia voluntaria sólo puede ejercerse de manera inmediata cuando su mismo puesto de trabajo, u otro similar o equivalente, se encuentre disponible en la empresa.

Es importante consultar, a modo de ejemplo, la Sentencia del 14 de febrero de 2006 (nº de recurso 4799/2004; ponente Antonio Martín Valverde- Sala cuarta de lo Social) y la Sentencia del día 28 de noviembre de 2017 (nº de recurso 3844/2015; ponente Luis Fernando de Castro Fernández- Sala cuarta de lo Social).

Los incumplimientos que se produzcan por parte de las empresas encuentran oposición a través de la vía judicial.

Reiterados casos encontramos de solicitud de reingreso por parte de los trabajadores en tiempo y forma y conforme se establece en el convenio colectivo aplicado, y comunicación de las empresas sobre la no existencia de vacante de su categoría, dejando sin efecto, en la práctica, la eficacia del derecho de reingreso del trabajador y vacío de contenido el artículo 46.5 del Estatuto de los Trabajadores.

En esta situación puede surgirnos la duda de que acción interponer judicialmente, pues pueden existir dos alternativas: 

  1. Si la empresa nos responde que no existe vacante y tenemos constancia de la existencia de la misma, debemos interponer una demanda solicitando nuestro derecho a la reincorporación por existencia de vacante. 
  1. Si la empresa nos responde negando la reincorporación, estaríamos ante un despido y por tanto tendríamos que articular una demanda por despido improcedente. 

La excedencia forzosa, se lleva a cabo por la empresa cuando tiene constancia que una persona trabajadora ha sido elegida o designada para ostentar un cargo público que le imposibilita asistir a su puesto de trabajo. 

En este caso, es la empresa la que sitúa en excedencia forzosa a la persona trabajadora y por ello se le reconoce el derecho a conservar su puesto, computando a todos los efectos la antigüedad durante su vigencia. 

El Estatuto de los Trabajadores establece para el supuesto de la excedencia forzosa, que el reingreso siempre deba ser solicitado dentro del mes siguiente al cese en el cargo público.

Tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a 3 años los trabajadores al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de guarda con fines de adopción o acogimiento permanente, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa.

Tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a 2 años, salvo que por negociación colectiva se establezca una duración mayor, los trabajadores al cuidado de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida.

  • Se puede disfrutar de forma fraccionada.
  • Si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario puede limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.
  • Cuando un nuevo sujeto causante diera derecho a un nuevo periodo de excedencia, el inicio de la misma dará fin al que, en su caso, se viniera disfrutando.

Las personas trabajadoras al cuidado de un hijo menor de tres años o al cuidado de un familiar dependiente hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que soliciten excedencia tendrán derecho a la reserva de su puesto de trabajo durante el primer año, transcurrido este plazo, la reserva sólo quedará referida a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente. 

Cuando el trabajador forme parte de una familia numerosa, la reserva de su puesto de trabajo se extenderá hasta un máximo de quince meses cuando se trate de una familia numerosa de categoría general, y hasta un máximo de dieciocho meses si se trata de categoría especial.

El periodo en que el trabajador permanezca en situación de excedencia al cuidado de un hijo menor de tres años o al cuidado de un familiar dependiente será computable a efectos de antigüedad.

Regulación Normativa

Otros artículos de interés:

Audiolís

Audiolís

Centro de empleabilidad, formación y desarrollo profesional. Expertos en contratos de formación, certificados de profesionalidad y formación online para particulares y empresas. Apostamos por soluciones innovadoras para pymes. Más formación, mejor empleo.