952 10 14 94 info@audiolis.com

No, no hay que recuperar las horas de los exámenes o tutorías presenciales de un contrato de formación. Se trata de una pregunta muy frecuente entre los que están a punto de iniciar un contrato de formación y que a continuación vamos a analizar para entender el por qué.

Recuperar horas de exámenes, todo un mito

Pensemos que cuando se inicia un contrato de formación, el centro formativo (o la empresa) debe solicitar al SEPE una autorización de inicio de la actividad formativa. Junto a esta debe indicarse una planificación detallada de cómo será la acción formativa.

El apartado 7 del artículo 16 del Real Decreto 1529/2018 de 8 de noviembre por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje, indica que “la actividad formativa del contrato de formación será autorizada previamente a su inicio por el Servicio Público de Empleo competente”.

Es el popular programa formativo que incluye las fechas de inicio y fin de los módulos del certificado de profesionalidad, la fecha de las tutorías presenciales (si las hubiera) y la fecha de los exámenes.

Por tanto, las horas que el alumno debe dedicar a la acción formativa (en la que se incluyen tutorías presenciales y exámenes) están todas planificadas. En concreto, antes de iniciar el contrato ya se sabe que este trabajador/alumno gastará X horas de todas sus horas de formación en hacer X exámenes los días X.

Es decir, el alumno no tendrá que recuperar esas horas puesto que forman parte de su acción formativa. En caso de recuperarlas sería echar más horas de la cuenta, una práctica que queda lejos de la legalidad.

Para poner en marcha un contrato de formación el SEPE debe autorizar el programa formativo del trabajador/alumno Clic para tuitear

¿Cómo sería entonces la jornada de trabajo?

Podemos comprender bien este aspecto acudiendo al mismo Real Decreto antes mencionado.

En su artículo 8, en el que habla de la jornada, dice que el tiempo de trabajo efectivo, que debe ser compatible con el tiempo dedicado a las actividades formativas. Es decir, no puede ser superior al 75% durante el primer año o al 85% durante el segundo. Suponiendo que sea la jornada máxima, 40h semanales, se dedicará 30h a trabajo efectivo y 10 a formación.

Para más afirmación, el apartado 2 del artículo 16 recoge que la empresa estará obligada a proporcionar a la persona trabajadora un trabajo efectivo relacionado con el perfil profesional del título de formación profesional.

El contrato de formación se caracteriza por ese carácter formativo que tanto empleador como empleado deben respetar.

Comparte en:

Marta Pérez

Dale un tema y moverá el mundo. Redactora de contenidos de Audiolís en base a normativa, legislación y todo aquello que pueda resultar de interés para el mundo empresarial. Un todoterreno muy singular :)