952 10 14 94 info@audiolis.com

Si se está percibiendo un subsidio ordinario o una ayuda extraordinaria y se da el caso de recibir simultáneamente una herencia u otros ingresos extraordinarios e irregulares, como premios (concursos, juegos, rifas), donaciones, plusvalías por venta de segunda vivienda o incluso el rescate de un plan de pensiones, existe el deber de comunicarlo al Servicio Público de Empleo (SEPE).

Pérderás el subsidio por no comunicar un incremento patrimonial al SEPE.

Al recibirse ingresos extraordinarios y superarse el tope de renta en cómputo mensual del 75% del salario mínimo interprofesional, pactado como límite por el artículo 275.2 de la Ley General de la Seguridad Social, existe el deber inexcusable de comunicarlo inmediatamente al SEPE.

Deber de comunicar un incremento patrimonial al SEPE

Cualquier variación en el patrimonio inicialmente declarado que suponga un aumento de los rendimientos, debe ser declarado de forma inmediata al SEPE.

Si se está percibiendo un subsidio ordinario o una ayuda extraordinaria, y por alguna circunstancia excepcional nuestro patrimonio se ve incrementado y no lo comunicamos, veremos extinguido nuestro derecho a percibir dicho subsidio.

De no comunicarlo, puede ocurrir que el SEPE conozca de esta circunstancia a través de otras vías como la Agencia Tributaria, los Servicios Públicos de Empleo de la CCAA o incluso por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y casi de forma inmediata inicie un Procedimiento Sancionador en el que proponga la extinción del subsidio, además de la reclamación de todo lo cobrado desde que, al entender por el propio Organismo, se debió comunicar dicha variación.

Sin embargo, si se comunica en tiempo y forma, sólo cabe la suspensión temporal durante el mes en que se ha producido la percepción de los ingresos extraordinarios e irregulares, que es el momento en el que se han superado los requisitos de “necesidad económica” que justifican el derecho a cobrar el subsidio o la ayuda.

Luego, a partir del mes siguiente al de suspensión, el SEPE se encarga de recalcular la prestación y para ello tiene en cuenta los rendimientos que se derivan de las cantidades irregularmente obtenidas, y de seguir cumpliéndose con los requisitos exigidos de carencia de rentas, el cobro del subsidio es reanudado con normalidad.

¿Qué significa la carencia de rentas?

La carencia de rentas es uno de los principales requisitos que el solicitante de una ayuda al Instituto Nacional de Empleo debe acreditar para poder percibirla. Carecer de rentas es lo mismo que decir que no se tienen los recursos económicos para satisfacer las necesidades básicas.

El SEPE establece que una persona carece de rentas cuando la suma de sus ingresos es inferior al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), para el año 2019 esta cifra se sitúa en 675,00 euros mensuales.

Si se reciben ingresos extraordinarios y se supera el cómputo mensual del 75% del salario mínimo interprofesional, debe existir una comunicación inmediata al SEPE.

Ejemplo práctico para el cálculo de las rentas mensuales

Atendemos a la redacción del apartado 1c) del artículo 7 del Real Decreto 625/1985 de 2 de abril por el que se desarrolla la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de Protección por Desempleo:

Persona con una renta mensual de 400 euros, en la que se tienen en cuenta los ingresos de su unidad familiar.

Se le concede el subsidio por desempleo al no alcanzar en 2019 la renta de 675,00 euros mensuales.

Resulta beneficiario de un premio de lotería de 6.000 euros y lo pone en conocimiento del SEPE, en ese mes se superan los 675,00 euros mensuales y se procede a la suspensión temporal del subsidio.

Al mes siguiente el SEPE recalcula la prestación tomando como referencia los rendimientos derivados de dicho premio, supongamos que el rendimiento presunto del premio es de un 2% anual (6.000 x 2%) serían 120 euros anuales, que se prorratean en los 12 meses.

A efectos del cómputo de rentas supondrán 10 euros mensuales:  400 euros/mes + 10 euros/mes por intereses generados del premio= 410,00 euros.

Dado que los ingresos están por debajo de los 675,00 euros/mes se procedería al mantenimiento del subsidio, y no a su extinción.

 

Pérdida del #subsidio por no comunicar un #IncrementoPatrimonial al #SEPE. Si has recibido una herencia o ganado un #premio comunícalo en tiempo y forma Clic para tuitear

 

Jurisprudencia a favor de la pérdida del subsidio por no comunicar un incremento patrimonial al SEPE

STS 1536/2019 de 10 de abril de 2019, de la Sala de lo Social (nº resolución 305/2019)

La parte actora tiene reconocido por resolución del SEPE de 6 de octubre de 2011, un subsidio de desempleo para mayores de 52 años con fecha de inicio de 21 de septiembre de 2011 a 20 de agosto de 2021.

A fecha 1 de abril de 2014 es adjudicada y aceptada por la parte actora la mitad de la herencia de su hermano, consistente en un bien inmueble valorado en 8.275,57 euros.

Sin embargo, este extremo no es comunicado al SEPE hasta el 24 de septiembre de 2015.

El subsidio queda extinguido Mediante resolución del SEPE de 13 de noviembre de 2015 y se declara la percepción indebida de prestaciones en cuantía de 7.668 euros correspondientes al período del 1 de abril de 2014 a 30 de septiembre de 2015.

La reclamación que se realiza por parte del SEPE es por la no comunicación inmediata a la entidad gestora del incremento puntual de renta.

La sentencia recurrida por la parte actora fundamenta su decisión extintiva del subsidio en atención a que no se comunicó a la entidad gestora el incremento de rentas y como consecuencia aplica los artículos 25.3 y 47.1b) de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS), sin hacer alusión alguna a si debería producirse la suspensión del mismo teniendo en cuenta que debía considerarse un rendimiento presunto que no implicaba un incremento de renta y que por lo tanto no existiría la obligación de comunicación a la entidad gestora de dicha circunstancia.

Para la Sala es importante determinar si un incremento puntual de renta como consecuencia de la adjudicación y aceptación en fecha 1 de abril de 2014 de la mitad de la herencia del hermano de la actora consistente en un inmueble valorado en 8.275,57 euros, que no comunicó en la declaración anual de rentas de 2014, pero sí en fecha 24 de septiembre de 2015, ha de dar lugar a la suspensión del derecho a la prestación por desempleo para mayores de 52 años, o a su extinción, por falta de comunicación a la entidad gestora.

Concluye la Sala que la suspensión del subsidio imputable al mes en el que se ha producido el devengo, sólo procede cuando se comunica dicha concurrencia (artículo 215 y 219.2 LGSS), por consiguiente la consecuencia jurídica para este caso ha de ser la extinción del subsidio por falta de comunicación al momento en que se produce, confirmando a su vez, lo establecido en la sentencia recurrida sobre la devolución de las prestaciones indebidamente percibidas por el subsidio de desempleo por el período comprendido entre el 9 de octubre de 2014 a 30 de septiembre de 2015 por una infracción grave sancionable.

Referencia Normativa

Otros artículos de interés

 

Photo by JESHOOTS.COM on Unsplas

Verónica Cruz Tro

Abogada experta en laboral, fiscal derecho bancario en Audiolís. Webinars, ebooks, artículos y contenido en vídeo. Nada le para para hacer llegar el conocimiento a aquellos que estén interesados en seguir creciendo profesionalmente.