952 10 14 94

La Formación Bonificada es una herramienta que permite mejorar la cualificación profesional y la empleabilidad del trabajador en el ámbito empresarial. En un escenario incierto como el actual, es esencial adaptarse a los cambios del mercado para avanzar profesionalmente y mantener un empleo estable y de calidad. Para lograr este objetivo, las empresas disponen de un crédito formativo anual para que el empleado se forme de manera gratuita.  

Objetivos de la formación bonificada por la FUNDAE

La Formación Bonificada se realiza a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, FUNDAE, entidad encargada de impulsar las políticas públicas en materia de formación. Todas las empresas que tengan trabajadores cotizando por Formación Profesional pueden contar con ayuda económica para formar a sus trabajadores en materias relacionadas con la actividad de la empresa.  

Los principales objetivos que se persiguen con la puesta en marcha cada año de estas ayudas es incrementar el nivel de la productividad, elevar el nivel de competencia y cualificación de los trabajadores. En definitiva, activar el propio crecimiento de la empresa. 

Requisitos para la formación

Para poder bonificarse los costes de la formación, las empresas, además de comunicar el inicio y finalización de las acciones formativas programadas ante la Administración, deben asegurar el desarrollo satisfactorio de las mismas. También deben realizar las funciones de seguimiento, control y evaluación por sí mismas o encomendarlas a una entidad externa. Esta debe, además, someterse a las actuaciones de comprobación, seguimiento y control que realicen las administraciones competentes.   

Las empresas disponen anualmente de un “crédito de formación” que pueden hacer efectivo mediante bonificaciones en las correspondientes cotizaciones empresariales a la Seguridad Social. Esto tiene lugar a medida que se realiza la comunicación de finalización de las acciones formativas.

El importe de este crédito de formación se obtiene en función de las cuantías ingresadas por cada empresa el año anterior en concepto de cuota de formación profesional. También según el porcentaje que, en función de su tamaño, se establezca en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio. 

Sistema de crédito de formación

Los porcentajes establecidos son los siguientes: 

  • Empresas de 1 a 5 trabajadores – 420 euros/empresa/año.
  • De 6 a 9 trabajadores – 100 % de bonificación.
  • De 10 a 49 trabajadores – 75 % de bonificación
  • De 50 a 249 trabajadores – 60 % de bonificación
  • Más de 250 trabajadores – 50 % de bonificación

Por tanto, cada empresa dispone cada año de crédito mínimo de 420 euros para la formación de sus trabajadores. En la web de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, FUNDAE, existe un simulador que te ayudará a calcular de forma automática el crédito disponible. Así sabrás de la cantidad disponible para realizar la formación bonificada de tus trabajadores. 

Pasos para tramitar la formación bonificada

Los pasos establecidos por la para la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, FUNDAE, son los siguientes: 

1. En primer lugar, hay que calcular el crédito que le corresponde a la empresa para la formación, mencionado anteriormente. Si se trata de una empresa con menos de 50 trabajadores puede acumular el crédito que no consuma en el presente ejercicio para los dos siguientes. Para ello, se deberá marcar la casilla correspondiente en la aplicación antes del 30 de junio.

2. A continuación, hay que dar de alta a la empresa en la aplicación de la FUNDAE con el correspondiente certificado digital. Dicha gestión puede realizarla la propia empresa o una entidad organizadora. En el caso de grupos de empresas, la gestión puede realizarla una de las empresas del grupo designada para tal fin.

3. Una vez conformada la acción formadora, hay que informar a la Representación Legal de los Trabajadores (RTL). La RLT dispondrá de 15 días para pronunciarse sobre el mismo. Una vez transcurrido este plazo y con independencia de que la RLT emita su informe y, en su caso, del sentido de este, la empresa podrá ya iniciar la acción formativa. En el caso de existir discrepancias entre la empresa y la RLT, se concederá nuevamente un plazo de 15 días para intentar resolver las mismas. En caso de no disponer la empresa de RTL, se continúa directamente con el siguiente punto.

4. La empresa debe comunicar el inicio del curso en el apartado de altas de acciones formativas informando de modalidad, duración, contenidos y objetivos. Este trámite se realizará como mínimo dos días antes del comienzo del curso y también deberá incluir cuándo, dónde, quién lo imparte y a quién va dirigido. Tras la comunicación del inicio, si se producen cambios hay una serie de plazos para comunicarlos. Hay que tener en cuenta que en la comunicación de finalización no se admitirá un número de participantes superior ni un empresas distintas a las notificadas inicialmente.

5. Este punto consiste en la realización de la formación propiamente dicha que será gratuita para el trabajador. La duración del curso no podrá ser inferior a dos horas ni superar las 8 horas diarias a menos que se haga en un solo día. Al finalizar, hay que entregar a los alumnos un cuestionario de evaluación del curso y un certificado de asistencia o diploma.

6. Una vez terminada la formación, la empresa debe volver a comunicar a la FUNDAE la finalización a través de la aplicación. Aquí hay que señalar los datos de los participantes que hayan realizado al menos el 75% del curso; los costes directos, indirectos y de organización, así como la cuantía y el mes que te vas a bonificar. Si la empresa cuenta con más de 5 trabajadores, tiene obligación de asumir un porcentaje del total del coste que se calcula teniendo en cuenta los costes salariales de los trabajadores durante el horario de trabajo.

7. Para aplicar la bonificación por formación en los recibos de liquidación por cotizaciones de la Seguridad Social, la empresa debe cumplir una serie de requisitos como son estar al corriente del pago a la Agencia Tributaria y la Seguridad Social; en su caso, haber informado a la RTL y, por último, haber comunicado el inicio, realizado y comunicado el fin de la formación. Las bonificaciones se aplicarán a través del sistema de liquidación directa.

8. La empresa debe conservar la documentación acreditativa durante 4 años. Una vez finalizado el ejercicio, la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, FUNDAE, comprobará las bonificaciones practicadas para asegurar la corrección de las mismas. En concreto, revisará que no se haya superado el crédito disponible, que se han cumplido todos los requisitos, los resultados de las actuaciones de seguimiento y control así como la vida laboral de los participantes. Si dicha comprobación no resultase conforme, la FUNDAE lo comunicaría por notificación electrónica, estableciéndose un plazo de 10 días para realizar las alegaciones oportunas.

Contratación de un proveedor externo

Las empresas pueden contar con proveedores externos al que se delegan las funciones para la gestión de este proceso con la Fundae que puede ser el mismo centro de formación que designe para la impartición de los cursos a los empleados. 

Banner-Formación-Continua

¿Cuáles son los pasos para tramitar la Formación Bonificada? #empleo #laboral #formacionbonificada Clic para tuitear

Otros artículos de interés

Comparte en:
Esther Lara

Esther Lara

Especialista en realizar contenidos sobre formación, empleo, así como información del ámbito laboral y legal de obligado cumplimiento para empresas.