Logotipo de Audiolís
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Las empresas juegan un papel muy importante como motor del avance económico y social. Autónomos y empresarios realizan grandes esfuerzos para mantener la actividad en un momento crucial con desafíos como la inflación o el aumento del precio de la luz y combustibles.

En la búsqueda de fórmulas para amortiguar la situación, el contrato de formación en alternancia es una herramienta eficaz que permite la recuperación económica y el aumento de la capacidad productiva de las empresas.

La empresa, facilitadora de conocimiento

El contrato de formación en alternancia compatibiliza la remuneración económica de los trabajadores con un itinerario formativo que los capacita para afrontar un futuro profesional con una mejor preparación.

La empresa se convierte en proveedora de conocimiento al compartir la trayectoria de sus profesionales, adquirida durante años, con los jóvenes sin formación previa, que son contratados y entran a formar parte de la plantilla.

Por parte de la empresa, se establece el compromiso de establecer un tutor con la formación o experiencia adecuada para tales tareas. Su función será dar seguimiento al plan formativo dentro de la empresa y velar por el correcto cumplimiento del objeto del contrato. Además, la labor que ejerce este tutor en la organización es bonificada con hasta 80 euros mensuales.

Profesionales en activo formando a los expertos del futuro

Cuando la empresa opta por este tipo de contratación está realizando una apuesta de futuro que conlleva ventajas tanto para el empresario como para el trabajador. La preparación que recibe la persona contratada redunda en beneficio de las organizaciones como elemento generador de mayor compromiso, productividad y motivación de los empleados.

Las organizaciones que apuestan por la formación, son más resistentes al cambio porque se encuentran en constante actualización de conocimientos. Adicional al contrato de formación, las empresas pueden ofrecer formación bonificada para trabajadores como motor de mejora continua.

Un contrato social por excelencia

El contrato en alternancia crea estabilidad y seguridad ayudando a que se cambie el concepto que se tenía hasta ahora: 

  • No es un contrato en prácticas para el que es necesario contar con un título universitario, sino que está pensado para jóvenes, sin formación previa en el puesto de trabajo a desarrollar.  
  • No es un contrato precario, ya que la retribución salarial no puede ser inferior proporcionalmente al Salario Mínimo Interprofesional, de 1.000€ en 2022. 
  • No es un contrato inestable, ya que cuenta con incentivos para las empresas por la transformación del trabajador a indefinido. 

El gran desconocido de la contratación laboral

Este contrato es el gran desconocido de la contratación laboral proporcionando formación y trabajo al empleado. Es ideal para los jóvenes que quieren adentrarse al mercado laboral y demostrar su valía. Al mismo tiempo, ofrece al trabajador todas las coberturas sociales.

También tiene ventajas para la empresa al estar exento de las cuotas a la Seguridad Social. Además, las competencias laborales que va adquiriendo el alumno-trabajador lo convierte en personal altamente competitivo.

En la actualidad, es el único contrato bonificado que existe, ayuda a detectar talento dentro de la empresa y proporciona formación y competencias profesionales al trabajador.

Audiolís es un centro de formación que facilita a las empresas la cualificación del trabajador contratado bajo esta modalidad, y acompañamiento al empresario en la gestión de las bonificaciones. Solicita más información contactando con nuestros asesores al 952 101 494 o en info@audiolis.com.

El contrato de formación en alternancia sin tiempos de espera.

Últimas entradas

Esther Lara

Esther Lara

Especialista en realizar contenidos sobre formación, empleo, así como información del ámbito laboral y legal de obligado cumplimiento para empresas.