952 10 14 94

El 22 de abril se publicaba el Real Decreto-ley 15/2020, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo. Entre sus novedades más destacadas, se encuentra la moratoria en los alquileres o arrendamientos de locales para pymes y autónomos, como medidas para reducir sus costes.

Estas medidas se establecen en función del tipo de arrendador y es importante recalcar que esta moratoria es un aplazamiento temporal y extraordinario del pago del alquiler mientras no se realice una condonación (perdón de la deuda) o se haya aplazado todo o parte del alquiler, con pacto por ambas partes.

No hay que olvidar que el Gobierno ya ha puesto en marcha ayudas económicas para empresas para inyectar liquidez, para autónomos, ayudas fiscales, salvaguarda del empleo, ayudas a familias y para el sector turístico.

Si el arrendador es un gran tenedor o propietario

Las pymes o autónomos podrán solicitar a su arrendador (ya puede ser empresa, entidad pública de vivienda o un gran tenedor), en el plazo de un mes una moratoria debido al impacto del COVID-19, es decir, hasta el 23 de mayo de 2020.

Aclaremos algunos conceptos antes:
Requisitos: que en la finca se ejerza actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural o docente.
Qué es un gran tenedor: Un titular con más de 10 inmuebles urbanos, (excluyendo garajes y trasteros) o superficie de más de 1.500 m2.

Aspectos claves:

  1. La moratoria afecta al periodo de tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas y a las mensualidades siguientes.
  2. La moratoria será como máximo de 4 meses, a saldar en un plazo de 2 años con pagos fraccionados, sin penalización ni devengo en intereses, dentro del plazo de vigencia del contrato o sus prórrogas.
  3. Esta moratoria deberá ser aceptada por el arrendador siempre que no se haya alcanzado ya un acuerdo.
  4. La moratoria en el pago de la renta se aplicará de manera automática.

Si el arrendador es un pequeño propietario

El inquilino podrá solicitar de la persona arrendadora, en el plazo de un mes, desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que dicho aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario.

Por lo tanto, este arrendador puede negar la moratoria, pero debe aceptar la fianza como pago, pudiendo devolverla en el plazo de un año desde el acuerdo o en el plazo que reste de vigencia del contrato, si éste es inferior a un año.

¿Qué empresas pueden acogerse a la moratoria del alquiler?

Aquellas que:

  • Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o por órdenes dictadas por la Autoridad competente y las Autoridades competentes delegadas al amparo del referido real decreto.
  • En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se deberá acreditar la reducción de su facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.
  • Siempre que no superen los límites establecidos en el artículo 257.1 Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Artículo 257. Balance y estado de cambios en el patrimonio neto abreviados.
1. Podrán formular balance y estado de cambios en el patrimonio neto abreviados las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:
a) Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros.
b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.
c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta.
Las sociedades perderán esta facultad si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de las circunstancias a que se refiere el párrafo anterior”.

Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital

¿Qué autónomos pueden acogerse a la moratoria del alquiler?

a) Estar afiliado y en situación de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA.

b) Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o por órdenes dictadas por la Autoridad competente y las Autoridades competentes delegadas al amparo del referido real decreto.

c) En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se deberá acreditar la reducción de la facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Con qué documentación se acreditan los requisitos para solicitar la moratoria del alquiler

  • Declaración responsable en la que queden reflejada la información contable y de ingresos y gastos. En ésta debe constar la reducción de la facturación en al menos un 75% en relación a la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior. Si es necesario, tendrá que mostrar sus libros contables para acreditar esta reducción de actividad.
  • Certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, si se ha suspendido la actividad.

¿Cuáles son las opciones del arrendador?

  1. Reducir la renta del alquiler mientras dure el estado de alarma y si en las mensualidades siguiente el inquilino no se ha recuperado de la situación hasta un máximo de 4 meses.
  2. Moratoria automática en el pago de la renta del alquiler si no se llega a un acuerdo previo entre ambas partes. Este afecta al tiempo que dure el estado de alarma y a las mensualidades siguientes, que se irán prorrogando una a una dependiendo de la situación de vulnerabilidad del inquilino.

📌 AVISO: Debido a la gran cantidad de comentarios recibidos en nuestros artículos, nos está llevando mucho tiempo contestar a cada uno de ellos, pedimos disculpas por la demora y cualquier molestia ocasionada.

Normativa relacionada

Últimas noticias

Comparte en:

Paola Ríos de Audiolís

Responsable del Dpto. de Marketing y Comunicación. Contenidos y artículos de interés relacionados con la formación y el empleo.