952 10 14 94 info@audiolis.com

Desde el 1 de enero, con la aprobación del Real Decreto Ley 28/2018 de 28 de diciembre, la edad de los candidatos para hacer un contrato de formación y aprendizaje debe ser inferior a 25 años. Hasta entonces, era posible realizar contratos de formación a jóvenes de hasta 30 años, siempre y cuando la tasa de desempleo estuviera por encima del 15%. Con la reciente normativa, la edad máxima es de 24 años, independientemente de la tasa de desempleo.

Casos sin límite de edad en el contrato de formación

En el caso de personas con discapacidad, el límite de edad desaparece. Tampoco se tendrá en cuenta ese requisito para los colectivos en situación de exclusión social previstos en la Ley 44/2007, de 13 de diciembre para la regulación del régimen de las empresas de inserción.

Ventajas de incorporar a jóvenes con contrato de formación

Recordemos que el contrato de formación y aprendizaje es el único bonificado en la actualidad. Esto significa que la empresa podrá disfrutar de reducciones a la seguridad social y recibir bonificaciones durante el contrato. También tendrá bonificaciones adicionales cuando al finalizar el contrato de formación y aprendizaje se convierta a indefinido.

Pero las ventajas van más allá. Si miramos el contrato de formación desde el punto de vista de la productividad y el equipo, estamos ante una gran posibilidad de conformar una plantilla joven, con ganas de formarse, trabajar y con valores de superación personal.

Sí, los jóvenes están totalmente concienciados de la importancia de la formación y capacitación para acceder al mercado laboral cada vez más exigente. Esto hace que valoren positivamente la posibilidad de obtener un certificado de profesionalidad a la vez que trabajan.

En este sentido, la empresa puede estar tranquila de que los jóvenes efectivamente realizarán su formación satisfactoriamente puesto que quieren conseguir su titulación para mejorar su empleabilidad.

¿Cómo elegir al candidato perfecto?

Además de la edad, para poder incorporar en la plantilla a una persona con contrato de formación y aprendizaje, ésta debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar inscrita como demandante de empleo.
  • No tener cualificación profesional reconocida por el Sistema de Formación Profesional para el Empleo para el puesto de trabajo u ocupación objeto del contrato.
  • No haber desarrollado esas funciones en la misma empresa durante un tiempo superior a 12 meses.

¿Y si ya ha disfrutado de un contrato anteriormente?

En el caso de que la persona seleccionada ya haya estado contratada bajo esta modalidad en ocasiones anteriores es necesario que no haya agotado la duración máxima establecida para los Contratos de Formación y Aprendizaje, a excepción de que el nuevo contrato de formación le permita obtener diferente cualificación profesional.

¿Quieres saber si puedes contratar bajo una ocupación en tu provincia?

Ahora puedes hacerlo gracias al nuevo buscador de ocupaciones disponible en nuestra página web. Podrás encontrar más de 80 ocupaciones acreditadas por el SEPE.