952 10 14 94 info@audiolis.com

Artículo actualizado el 29/04/2019

Desde 2012 los andaluces han estado reivindicando la supresión paulatina del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y por fin esta demanda social ha obtenido su recompensa. Ya que el Gobierno andaluz ha cumplido con su compromiso consistente en bonificar al 99% el impuesto de sucesiones y donaciones para los cónyuges y parientes directos.

El objetivo, incentivar la actividad económica y fomentar la inversión en nuestra comunidad, potenciando así un escenario de creación de empleo e incremento del consumo ya que la renta disponible aumenta. La reforma fiscal en Andalucía se ha puesto en marcha a través del Decreto Ley 1/2019, de 9 de abril, por el que se modifica el texto refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma de Andalucía, aprobado por Decreto Legislativo 1/2018, de 19 de junio, para el impulso y dinamización de la actividad económica mediante la reducción del gravamen de los citados tributos cedidos.

Aunque este Decreto Ley debe pasar aún el trámite del Parlamento, los partidos que suman mayoría absoluta han garantizado su aprobación en la Cámara en menos de un mes.

¿Quiénes se beneficiarán de la bonificación del 99% en el Impuesto de Sucesiones?

Los contribuyentes incluidos en los Grupos I y II de los supuestos en el artículo 20.2a) de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones o supuestos equiparados a los previstos en el artículo 20.1 de la esta ley  disfrutarán de esta bonificación del 99% en la cuota tributaria derivada de adquisiciones mortis causa incluidas las de los beneficiarios de pólizas de seguro de vida.

En definitiva, solo pagarán el 1% del bien o cantidad heredada por línea directa siempre que se supere el millón de euros.

GRUPO IGRUPO IIGRUPO IIIGRUPO IV
Descendientes y adoptados menores de 21 años.Descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.Colaterales de segundo grado (hermanos) y tercer grado (sobrinos, tíos), y ascendientes y descendientes por afinidad.Colaterales de cuarto grado (primos), grados más distantes y extraños.

Insistimos, la rebaja sólo afecta a las personas incluidas en los Grupos I y II de parentesco. Para el resto, las condiciones de pago siguen como hasta ahora, sin grandes diferencias con el resto de las Comunidades Autónomas.

¿Y qué ocurrirá con las donaciones?

Los contribuyentes incluidos en los Grupos I y II de los previstos en el artículo 20.2.a) de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, o en los supuestos de equiparaciones establecidos en el artículo 20.1 de la presente Ley, aplicarán una bonificación del 99% en la cuota tributaria derivada de adquisiciones “inter vivos”.

Significa que los contribuyentes sólo pagarán el 1% del bien o cantidad que se les done, sea cual sea la misma.

Los requisitos a su aplicación son:

  • Su formalización en documento público.
  • De tratarse de una donación en metálico o cualquiera de los bienes o derechos contemplados en el artículo 12 de la Ley 19/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre Patrimonio (depósitos en cuenta corriente o de ahorro, a la vista o a plazo), la bonificación sólo será aplicable cuando el origen de los fondos esté debidamente justificado y siempre que se haya manifestado en el propio documento público en que se formalice la transmisión el origen de dichos fondos.

Aprobados los distintos modelos para autoliquidar este impuesto

Estos modelos figuran como anexo a la norma y deben ser utilizados, obligatoriamente, por los sujetos pasivos para las autoliquidaciones del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones:

  • Modelo 650 «Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, adquisiciones mortis causa. Autoliquidación».
  • Modelo 660 «Declaración de datos comunes de la sucesión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, adquisiciones mortis causa».
  • Modelo 651 «Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, adquisiciones inter vivos. Autoliquidación».

Consultar modelos

Antecedentes normativos a la aprobación de esta medida

El 26 de julio de 2016 se aprobó el Decreto Ley 4/2016, de medidas urgentes relativas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que sólo contenía una pequeña mejora: establece una reducción automática del 99% en herencias y donaciones de explotaciones agrarias.

En 2017 los Presupuestos Generales del Estado aumentan el mínimo exento de tributación a 250.000 euros.

Con el Decreto Legislativo 1/2018, de 19 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Disposiciones dictadas por la CCAA en materia de tributos cedidos entra en vigor la reducción autonómica para el cónyuge y parientes directos de hasta 1.000.000 euros debiendo liquidar por el exceso de dicha cuantía.

El Consejo Andaluz de 25 de enero de 2019 celebrado en Antequera citó la aprobación de un decreto para la bonificación de este impuesto para el 9 de abril de 2019.

El 11 de abril de 2019 se publicó en BOJA el Decreto Ley 1/2019, de 9 de abril, por el que se modifica el texto refundido de las disposiciones dictadas por la comunidad autónoma de Andalucía, aprobado por Decreto Legislativo 1/2018, de 19 de junio, para el impulso y dinamización de la actividad económica mediante la reducción del gravamen de los citados tributos cedidos:

 

  • Artículo 33. Bis. bonificación en adquisiciones mortis causa.
  • Artículo 33. Ter. Bonificación en adquisiciones inter vivos.
  • Disposición final primera. Aprobación de modelos.

Audiolís

Centro de empleabilidad, formación y desarrollo profesional. Expertos en contratos de formación, certificados de profesionalidad y formación online y a distancia. Más formación, mejor empleo.