Logotipo de Audiolís
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

En los últimos años hemos vivido un claro crecimiento del fenómeno migratorio en España debido a múltiples factores. En algunos casos, se ha etiquetado como un problema social. La problematización de esta situación no es la solución, además de ser un enfoque simplista y poco constructivo. Muchas ONGs están luchando por afrontar esta realidad desde una perspectiva más edificante y han apostado por el fomento de la formación como clave para la inserción laboral de personas inmigrantes. A su vez, el Gobierno ha puesto en marcha nuevas medidas que impulsan la formación como vehículo para regularizar la situación migratoria de personas extranjeras.

Impulsar la inserción laboral de personas inmigrantes

La formación es una pieza clave para la integración de las personas inmigrantes en el mercado laboral. En su labor social, las Organizaciones no gubernamentales han apostado por esta vía como herramienta fundamental para estimular la empleabilidad de los colectivos más vulnerables.

Su objetivo es que los inmigrantes, apátridas o refugiados puedan cubrir parte de las vacantes laborales de España. Y es que, a pesar de la gran tasa de paro, hay empleos que se quedan sin cubrir debido a la baja demanda de las mismas por parte de la población española. Con esta apuesta se trabaja para crear una sociedad más justa y ofrecer oportunidades laborales a quienes más lo necesitan.

Debido al incremento paulatino que se ha ido produciendo en el nivel de formación académica, los puestos más demandados por la población en búsqueda activa de empleo son los que requieren de una mayor cualificación profesional. La realidad es que en muchas ocasiones se quedan sin cubrir otros puestos que exigen un menor nivel de cualificación o especialización profesional. Estos empleos son esenciales para la actividad económica del país y suelen estar vinculados al sector servicios, comercio, hostelería, restauración y agrario

Imprescindible una formación previa de capacitación profesional

Aunque a priori puede parecer fácil cubrir estas vacantes de menor cualificación con las personas provenientes del fenómeno migratorio, la situación es mucho más compleja. En este tipo de puestos se suele requerir un periodo de adaptación muy rápido a las funciones y tareas a desempeñar. Por lo tanto, es fundamental que la persona cuente con una formación previa de capacitación profesional para la ocupación concreta que vaya a cubrir.

Los programas formativos dirigidos a incrementar el nivel de inserción laboral de personas inmigrantes o con dificultades de inserción laboral, deben estar alineados con los requisitos de cualificación mínima. Estos son establecidos por parte del tejido empresarial para los puestos base de los sectores económicos anteriormente referidos.

¿Cuáles son las formaciones clave para optar a estas vacantes?

A continuación, vamos a detallar las formaciones clave para optar a las vacantes de menor cualificación profesional más demandadas por parte de las empresas. Son las siguientes:

  1. Registro y cobro de operaciones de venta
  2. Atención al cliente en el proceso de venta
  3. Auxiliar de comercio
  4. Auxiliar de cocina
  5. Limpieza integral de edificios
  6. Auxiliar de almacén
  7. Camarera de pisos

El arraigo para la formación

Como adelantábamos, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha aprobado una nueva autorización de residencia temporal para personas en situación irregular si se comprometen a realizar una formación para el empleo. Este tipo de autorización se conoce como arraigo para la formación.

Con esta herramienta se pretende dar solución a dos de los retos que enfrenta la Administración: la demanda de mano de obra cualificada para cubrir ciertos puestos de trabajo y el aumento de la inmigración irregular. Al aprobarse la solicitud, el extranjero obtendrá un permiso de residencia con una duración de 12 meses en los que deberá completar la formación. Una vez completada, podrá solicitar un permiso de trabajo.

Adaptar la formación a las necesidades del mercado

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, hay una idea que es esencial tener presente si eres una persona inmigrante, refugiada, apátrida, o en situación de vulnerabilidad, y estás buscando trabajo en España o si ocupas un puesto como técnico de inserción laboral y trabajas con este perfil de usuarios.

Hay que comprender que la formación es esencial para lograr un mayor nivel de empleabilidad, siempre y cuando dicha formación esté en concordancia con las necesidades del mercado laboral. Es decir, con una formación alineada con la demanda del mercado laboral siempre se incrementa las posibilidades de encontrar empleo en un menor periodo de tiempo, y también se consigue una mayor estabilidad laboral a largo plazo.

Un mejor posicionamiento amplía las posibilidades de empleabilidad

Enfocándonos en los resultados, queda demostrado que la formación desempeña un papel muy importante en la inserción laboral. En este sentido, distintos programas y proyectos puestos en marcha han posibilitado que más de la mitad de los usuarios que se han actualizado a través de acciones formativas de cualificación profesional para el empleo hayan logrado acceder al mercado laboral.

No existe una fórmula mágica que garantice que realizar un determinado curso vaya a asegurar al alumno obtener un puesto de trabajo. En contraposición, la persona alcanzará un posicionamiento por encima de otras personas que no cuenten con esa formación. En definitiva, la candidatura se verá mejorada con cada nuevo curso realizado siempre que esté relacionado con el puesto de trabajo al que se pretende acceder.

formación para usuarios de ONGs
La formación, clave en la inserción laboral de personas inmigrantes. #laboral #empleo #ong TUITEA Y DIFUNDE CONOCIMIENTO

Otros artículos de interés

Angustias Pendón

Angustias Pendón

Project Manager y Directora académica de Audiolís.