952 10 14 94

El contrato de formación en Madrid cerró 2019 con 4.063 contratos firmados. Es sobre todo en el último trimestre del año donde se han registrado 1838 contratos formativos, con un repunte en los meses de octubre, noviembre y diciembre. Durante el año 2020, la estadística se ve desfigurada por la situación acontecida por la COVID-19, la destrucción de empleo e incertidumbre ante la economía del país y el comportamiento del mercado laboral.

El contrato de formación es, sin duda, una de las apuestas que hacen los empresarios madrileños a la hora de ampliar su plantilla. Ya no solo porque supone un ahorro importante, sobre todo en seguros sociales (de hasta un 100%), sino porque es un contrato flexible que permite contar con el trabajador en las horas de mayor volumen de trabajo y permitir que el resto las dedique a la parte formativa.

Esta parte formativa además es muy buena porque toda la formación que recibe por parte de los tutores es para ponerla en práctica en su puesto de trabajo. Es un contrato fantástico para jóvenes de entre 16 y 24 años que necesiten incorporarse al mercado laboral y aprender una profesión.

Los sectores que más empleo crea en la Comunidad de Madrid son el sector Servicios, seguido de la Construcción y de la Industria.

El contrato de formación en Madrid durante 2020

Ser una ciudad turística, la oferta de ocio, las temporadas de alta contratación son sin dudas aspectos que hacen que comercios y restaurantes siempre hayan querido reforzar sus equipos con el contrato formativo. Pero este perfil ha sido el más afectado también durante la pandemia y la situación de la COVID-19 ha abocado a la Comunidad a fuertes restricciones de movilidad, apertura, toques de queda, etc.

Entre enero y noviembre de 2020 se han producido 1.892 contratos de formación, es decir, si lo comparamos con las 4.063 contrataciones, la bajada ha sido del 53.43%.

Puede consultar las cifras actualizadas de contrataciones bajo contrato formativo en el Observatorio del Contrato de Formación.

Ranking de las ocupaciones con contrato de formación en Madrid

Las ocupaciones más elegidas por los empresarios madrileños

En Madrid contamos en la actualidad con más de 65 ocupaciones perfectas para realizar contrato de formación y aprendizaje en diferentes sectores como es comercio y marketing, administración y gestión, hostelería y turismo, transporte y mantenimiento de vehículos, informática y comunicaciones , así como servicios socioculturales y a la comunidad.

RankingCódigoOcupación 
Programa formativo
 
152201079

      Dependiente de comercio, en general

Ver
255001018Cajero de comercioVer
351101026CocineroVer
451201049CamareroVer
593101024Pinche de cocinaVer
641111011Empleado administrativo de contabilidadVer
743011025Operador/grabador de datos en ordenadorVer

Ayudas y subvenciones a la contratación en Madrid con el contrato de formación en 2021

La Comunidad de Madrid pone a disposición de las empresas madrileñas un subvención para la contratación de jóvenes con contrato formativo a través del Plan Horizonte Empleo 2021 y el Programa de Impulso al Contrato para la formación y el aprendizaje. Este incentivo para las empresas será de 2.940 € para los seis primeros meses de duración de cada contrato de formación y aprendizaje, aunque puede llegar a ser de 3.440€ si el contrato se formaliza con un joven que ha sido despedido a partir de la declaración del estado de alarma. Además, puede incrementarse en 500 € más en el caso de que la persona contratada sea mujer o pertenezca al colectivo de personas Trans.

El único contrato bonificado que existe

Fue el Real Decreto Ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y empleo el que eliminó todos los contratos bonificados dejando el de formación únicamente.

¿Cómo es el contrato de formación para el trabajador?

Es una modalidad contractual que va a permitir al trabajador desarrollarse laboralmente y obtener un certificado de profesionalidad gracias al carácter formativo de este contrato. Es decir, el trabajador además de realizar trabajo efectivo, tendrá que recibir formación a través de un campus virtual, realizar actividades y superar exámenes.

Para que esto sea posible, el contrato de formación está pensado para, que en el primer año, el trabajador se forme el 25% de las horas de su jornada laboral y el 75% lo dedique a trabajo efectivo. Suponiendo que su trabajará 40h semanales, dedicará 30 a trabajar y 10 a formarse.

El contrato de formación permite al empleado estar al menos 12 meses en al empresa y con posibilidad de ampliar su duración hasta 3 años mediante dos prórrogas.

¿Y para el empleador?

Para los empresarios o autónomos que necesitan reforzar su equipo, el contrato de formación es la modalidad más rentable. Veamos por qué a través de estas claves:

  • El contrato de formación permite a las empresas de menos de 250 empleados bonificarse hasta el 100% de los seguros sociales. Ventajas evidentes, ¿verdad?
  • La formación es gratis para empresa y trabajador y si además designa un tutor laboral interno, también opta a nuevas bonificaciones.
  • La conversión a indefinido también bonifica: 1.800 €/año durante 3 años si se contrata a una mujer y de 1.500€/año si se contrata a un hombre.
  • Además, la Comunidad de Madrid tiene en marcha las siguientes ayudas:
    • 2.940 € cada contrato en formación y aprendizaje a tiempo completo por los seis primeros meses del contrato sin perjuicio de la duración que para estos contratos establezca la normativa laboral de aplicación. Si el contrato se formaliza con un joven, que cumpliendo los requisitos para formalizar este tipo de contrato, hubiera sido despedido a partir de la declaración del estado de alarma, en virtud del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por causa de fuerza mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, previstas en los artículos 51 y 52.c) del texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2015, el importe de la subvención será de 3.440€. Se incrementará en 500 € en el caso de que la persona contratada sea mujer o pertenezca al colectivo de personas Trans.

Lo importante para poner en marcha esta modalidad de contratación es la previsión. Hay que tener en cuenta que para iniciar el contrato para la formación y el aprendizaje hace falta una autorización de inicio de la actividad formativa. El plazo máximo de resolución es de un mes desde la fecha de su entrada en registro.

Te invitamos a que veas el siguiente vídeo y conozcas en profundidad por qué el contrato de formación es lo que necesitan los empresarios de Madrid para que su negocio crezca.

Los expertos en contratos de formación en Madrid

En Audiolís contamos con un magnífico equipo de asesores de formación especializados en fomentar la formación en las empresas.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono 952 10 14 94 o rellenando este simple formulario.

    Otras noticias de interés

    Comparte en:
    Marta Pérez

    Marta Pérez

    Dale un tema y moverá el mundo. Redactora de contenidos de Audiolís en base a normativa, legislación y todo aquello que pueda resultar de interés para el mundo empresarial.