952 10 14 94

El derecho a la desconexión laboral, una tarea pendiente

Según un estudio elaborado por la empresa Edenred y la consultora IPSOS, más del 65% de los empleados españoles trabajan fuera del horario laboral. El surgimiento de las nuevas tecnologías y la irrupción de las plataformas digitales ha ocasionado que los trabajadores estén accesibles las 24 horas del día durante los siete días de la semana.

Este hecho conlleva una serie de consecuencias negativas para el trabajador, como pueden ser el insomnio, el estrés, la desmotivación profesional o la falta de descanso, impactando negativamente en el vínculo laboral que aquél mantiene con la empresa.

Son muchos los trabajadores que se plantean si deben contestar una llamada o un correo electrónico tanto en su período de vacaciones como en su descanso diario. La respuesta a esta cuestión es muy clara: el empleado no está obligado a atender el teléfono ni a conectarse fuera de su jornada laboral y además está en todo su derecho de no hacerlo, tal y como se contempla en la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de noviembre de 2003, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo.

A pesar de que la legislación española no recoge expresamente el derecho a la desconexión laboral (que impide a la empresa ponerse en contacto con el trabajador durante su período de descanso), la jurisprudencia ha reconocido en diversas sentencias el derecho a la desconexión fuera de la jornada de trabajo. En países como Francia esta garantía se ha convertido ya en una realidad, y es cuestión de tiempo que comience a implantarse en otros estados como Alemania o Italia, que ya se encuentran trabajando en ello.

En nuestro país, AXA, IKEA y el Banco Santander han sido las empresas pioneras en reconocer a sus trabajadores el derecho a la desconexión digital. Sin embargo, esta garantía no está amparada por nuestro sistema normativo, a pesar de que el pasado mes de abril el PSOE presentara una proposición no de Ley dirigida a reformar la Ley General de Protección de Datos y garantizar así la desconexión de los trabajadores una vez finalizada la jornada de trabajo. Más allá de la regulación legislativa, sería aconsejable imponer dentro de las propia s empresas una normativa interna para favorecer la desconexión de los empleados, y mejorar así la conciliación personal y laboral, uno de los deseos más demandados por los españoles en 2018.

Otras noticias de interés:

SOBRE LA AUTORA DEL ARTÍCULO

María José Ruiz

CAROLA DE LA ROSA

Marketing y contenidos sobre formación y empleo

cdelarosam@audiolis.com

Certificado de profesionalidad gestión de recursos humanos. Más información

Comparte en:

Audiolís

Centro de empleabilidad, formación y desarrollo profesional. Expertos en contratos de formación, certificados de profesionalidad y formación online y a distancia. Más formación, mejor empleo.