952 10 14 94 info@audiolis.com

En la última semana hemos escuchado muchas noticias sobre qué mecanismos de control horario o registro de la jornada laboral están implantando las empresas y si, en cada caso, se están respetando o no las medidas de control de horario establecidas en el Real Decreto Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Ahora bien, ante un contrato para la formación y el aprendizaje, donde se combina tiempo de trabajo efectivo con actividad formativa, es normal que muchas empresas se pregunten cómo aplicaremos correctamente esta nueva obligación sobre el registro del horario de inicio y de finalización de la jornada laboral.

 

⏱ El control horario de la jornada laboral en el contrato de formación

Desde el pasado 12 de mayo, todas las empresas u organizaciones debían tener operativo un modelo de control diario de la jornada de trabajo. Así lo explicábamos hace unas semanas en nuestro blog. Cada una de ellas ha sido libre en la elección del sistema que consideraban más adecuado, incluso bajo la utilización de métodos mixtos, pero siempre dentro de los límites legales establecidos en la normativa.

Este registro diario viene a ser considerado como un elemento que garantiza la acomodación a las necesidades empresariales y a los intereses de conciliación de los trabajadores, familiares o de otro tipo, de ahí que su autorregulación sea acordada por convenio colectivo, por acuerdo de empresa o, en su defecto, unilateralmente previa consulta con los representantes de los trabajadores.

La finalidad perseguida no es otra que la creación de un Marco de Seguridad Jurídica en las relaciones entre trabajadores y empresarios y, cómo no, facilitar un control real de la jornada laboral a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Si esta idea general la trasladamos al contrato de formación y el aprendizaje, el objetivo buscado es el mismo: facilitar un control del horario real realizado por el trabajador y así evitar la exigencia de jornadas superiores a la legal o convencionalmente establecida. Es decir, dar una cuenta fehaciente del efectivo cumplimiento de las reglas relativas al tiempo de trabajo.

El trabajador con contrato para la formación y el aprendizaje solo debe registrar en el sistema de control diario el tiempo dedicado a trabajo efectivo, puesto que el resto del tiempo que compone su jornada debe dedicarlo a la actividad formativa.

El tiempo destinado a realizar las actividades formativas solo puede quedar registrado en el campus virtual, en el que el trabajador tiene los contenidos y las actividades a realizar a lo largo de su formación.

Si el empleado registra su jornada de trabajo efectivo en el sistema de control de horario implantado en la empresa, y anota su actividad formativa en el campus virtual correspondiente, será muy fácil comprobar si el empresario cumple con el horario estipulado para la formación de su empleado.

Ambos horarios no pueden coincidir al mismo tiempo, es decir, si el empresario estableció en el contrato un tiempo determinado para la actividad formativa, éste debe ser cumplido y no estar contabilizado a la vez como tiempo de trabajo efectivo.

Lee este interesante artículo sobre qué ocurre con el #ControlHorario de la jornada laboral de un trabajador con #ContratoDeFormación Clic para tuitear

 

? Algunos apuntes sobre la jornada laboral habitual en un contrato de formación

En nuestro blog, hace algunos meses hicimos referencia a las 10 claves que hay que tener en cuenta a la hora de fijar el horario de un trabajador en contrato de formación. La norma general en cuanto a la duración de la jornada de trabajo será la pactada en los convenios colectivos o contratos de trabajo, siempre respetándose la duración máxima de la jornada ordinaria de 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual, así como la mediación de doce horas entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente.

En su caso, el contrato para la formación y el aprendizaje siempre debe celebrarse a jornada completa, sin que ésta pueda superar las ocho horas diarias establecidas.

En esta tipología de contratación, la duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres, en los que deberán ser combinadas las horas dedicadas a trabajo efectivo con las horas dedicadas a la actividad formativa. Significa que, durante el primer año, el trabajador ocupará el tiempo de trabajo efectivo en un 75% de la jornada (30 horas semanales) y en un 85% (34 horas semanales) en el segundo y tercer año. El resto del tiempo deberá dedicarlo a la actividad formativa, es decir, el primer año un 25% de la jornada (10 horas semanales) y un 15% (6 horas semanales) en el segundo y tercer año.

En la práctica, se pueden agrupar las horas de formación en los días de menor carga de trabajo, lo que permite al empresario disponer de su empleado a jornada completa en aquellos días que más lo necesite y mayor carga de trabajo registre la empresa.

Para ello, es necesario indicar el horario que tendrá el trabajador al solicitar la autorización del contrato al SEPE al inicio del mismo.

Si al rellenar dicha solicitud de inicio de la actividad formativa, el empresario no solicitó esta forma de distribución en las horas de trabajo efectivo y/o formación, deberá hacerlo para este supuesto, con el envío de una solicitud al SEPE, con un mes de antelación a la fecha prevista del cambio de horario, ya que el trabajador no podrá realizar su actividad laboral en el nuevo horario hasta que el Servicio de Empleo Público no lo autorice. Debemos tener en cuenta que para este Organismo se trataría de una modificación sustancial.

Dentro del respeto a la jornada laboral pactada, incluiremos la obligación de cumplir con los horarios, ya que el contrato para la formación y el aprendizaje no permite la realización de horas extraordinarias ni trabajos en horarios nocturnos.

Infografía: 10 claves para fijar el horario del trabajador en contrato de formación

 

Referencias normativas

 

Ver webinar gratis: Control horario de trabajadores

 

Artículos de interés

 

Verónica Cruz Tro

Abogada experta en laboral, fiscal derecho bancario en Audiolís. Webinars, ebooks, artículos y contenido en vídeo. Nada le para para hacer llegar el conocimiento a aquellos que estén interesados en seguir creciendo profesionalmente.