952 10 14 94 info@audiolis.com

El contrato de formación en 2020 seguirá formando y capacitando a jóvenes con bajo nivel de cualificación y facilitando su inserción en el mercado laboral de forma estable. Desde que esta modalidad contractual nace, siempre ha cumplido con un doble propósito:

  1. Aumentar de forma real y efectiva las oportunidades de empleo entre los más jóvenes
  2. Dotar a los jóvenes de una formación de la que carecen.

El contrato de formación seguirá esta línea en 2020 para que muchos jóvenes tengan la oportunidad de conseguir un Certificado de Profesionalidad, es decir, que tras su formación obtengan un título oficial de carácter europeo, junto a un empleo de calidad.

La apuesta por la empleabilidad del contrato de formación en 2020

De acuerdo con la coyuntura laboral y económica, hemos asistido a numerosas modificaciones y disposiciones transitorias cada año que han ido flexibilizando los requisitos del contrato de formación. Se han aprobado medidas que han convertido a este contrato en una verdadera apuesta por la empleabilidad y el empleo de los más jóvenes sin cualificación, convirtiéndolo en instrumento de estabilidad laboral.

Importantes fueron los cambios introducidos por la reforma laboral de 2012, que hizo posible la realización de diferentes contratos a una misma persona en la misma o distinta empresa para ocupaciones diferentes.

En los últimos años el Ejecutivo se ha preocupado porque se cumplan las tres variables propias del contrato de formación:

  • La juventud
  • La inserción
  • La cualificación

Sin embargo, en 2018 se registraba un envejecimiento progresivo de las personas con contrato de formación. Crecían en un 60% las personas entre 25 y 30 años contratadas bajo esta modalidad, alejándose de los 19 años como edad estrella, lo que hizo que el Ejecutivo estableciera el límite máximo de los 24 años (inclusive) para 2019.

En el año 2018 se firmaron 52.803 contratos de formación, un 9% más que en 2017, un crecimiento superior al del total de los contratos, que crecía en un 3%, esperamos los mismos resultados para 2019 y 2020.

 

Modificaciones importantes del contrato de formación a lo largo de los años

El contrato de formación en 2020 seguirá apostando por el régimen de alternancia de la actividad laboral recibida en una empresa con la actividad formativa impartida por un centro especializado, y permitirá al trabajador obtener nuevos conocimientos y competencias relacionadas con el puesto de trabajo y, por tanto, mejorar su rendimiento en la empresa. Por ello, enumeramos las más importantes.

No existe un límite de contratos de formación para una misma empresa

A partir del 31 de agosto de 2011, tras la entrada en vigor del Real Decreto Ley 10/2011 de 26 de agosto, de medidas urgentes para la promoción del empleo de los jóvenes, el fomento de la estabilidad del empleo y el mantenimiento del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su prestación por desempleo, se modifica el artículo 11.2 b) del Estatuto de los Trabajadores (ET) que se refiere al contrato de formación, dónde queda suprimida la limitación del número máximo de contratos a realizar por las empresas en función del tamaño de las plantillas.

La antigua redacción del artículo 11.2 b) del ET decía así:

Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, en los Convenios Colectivos sectoriales de ámbito inferior, se podrá establecer, en función del tamaño de la plantilla, el número máximo de contratos a realizar, así como, los puestos de trabajo objeto de este contrato.  Asimismo, los Convenios Colectivos de Empresa podrán establecer el número máximo de contratos a realizar en función del tamaño de la plantilla, en el supuesto de que exista un plan formativo de empresa. Si los convenios colectivos a que se refieren los párrafos anteriores no determinan el número máximo de contratos que cada empresa puede realizar en función de su plantilla, dicho número será el determinado reglamentariamente.

La redacción actual dada al artículo 11.2 b) del ET no establece un límite máximo en cuanto al número de contratos de formación. Las empresas pueden celebrar cuantos contratos estimen oportunos. Desaparece la habilitación a la negociación colectiva para establecer, en función del tamaño de la plantilla, el número máximo de contratos a realizar, y en su caso, los puestos de trabajo objeto del contrato.

Ahora bien, será el Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases de la formación profesional dual, en su disposición derogatoria única, el que derogue expresamente la limitación del número máximo de contratos para la formación.

No obstante, aunque no existe límite de contratos de formación para una misma empresa, estaremos atentos a las posibles limitaciones al respecto que apliquen los convenios colectivos individuales.

La previsión es que el contrato de formación en 2020 mantenga la supresión de la limitación del número máximo de contratos a realizar por las empresas en función del tamaño de las plantillas.

Formación Online

El año 2016 comenzaba con un cambio importante, la formación teórica pasaba de ser impartida en modalidad a distancia a ser impartida mediante teleformación, es decir, la formación pasaba a ser de tipo online, permitiendo la conexión del trabajador desde cualquier lugar y en los momentos en los que lo necesite, ahora bien, cumpliendo siempre con el tiempo mínimo establecido de formación:

  • Para el primer año de contrato: el tiempo de conexión del alumno debe alcanzar al menos 10 horas de formación online a la semana.
  • Para el segundo y tercer año: el tiempo de conexión del alumno debe alcanzar al menos 6 horas de formación online a la semana.

A partir de este momento, el perfil del trabajador que fuese contratado debía cumplir un requisito fundamental, y es que tuviera las competencias tecnológicas mínimas para realizar la formación online.

La previsión es que la forma de impartir la formación en 2020 siga siendo online.

Bonificación por tutorización

Este mismo año 2016 traía una nueva ventaja para las empresas, y es que durante toda la vigencia del contrato podían recibir una bonificación extra en concepto de tutorización de entre 60 y 80 euros al mes por designar en la propia empresa a un tutor que guíe al trabajador durante su contrato.

La previsión es que el contrato de formación en 2020 mantenga la bonificación por tutorización para las empresas.

 Obtener un Certificado de Profesionalidad

También con el año 2016 los trabajadores tienen la posibilidad de conseguir un Certificado de Profesionalidad, es decir, la posibilidad de obtener una titulación oficial respaldada por el Servicio Público de Empleo con validez a nivel europeo.

Un paso importantísimo en la formación del trabajador, que se mantendrá en las previsiones futuras para el contrato de formación.

Comunicación de la actividad formativa al SEPE

Para formalizar el contrato de formación, la solicitud del inicio de la actividad formativa debe hacerse con un mes de antelación a la fecha de comienzo de la relación laboral. Los trámites administrativos para formalizar un contrato de formación se realizan con el Servicio Público de Empleo (SEPE) competente.

La supervisión del Servicio Público de Empleo es fundamental para el comienzo de la relación laboral en los contratos de formación, y la tendencia para 2020 es aminorar el plazo de 1 mes entre la solicitud y el comienzo de la actividad laboral, algunas Comunidades Autónomas y Provincias ya apuestan por una pronta resolución:

  • Barcelona resuelve en 2 o 3 días aproximadamente.
  • Almería resuelve en 7 días aproximadamente.
  • Madrid resuelve en 15 días máximo.
  • Murcia resuelve en 10 o 15 días aproximadamente.
  • Castilla la Mancha resuelve en 15 días aproximadamente.
  • Badajoz resuelve en 15 o 20 días.
  • Málaga resuelve en 20 o 25 días.

Límite de edad: tener entre 16 y 24 años (ambos inclusive)

Terminaba el año 2018 y por primera vez desde 2008 la tasa de desempleo descendía por debajo del 15%, según los datos facilitados por la encuesta de población activa (EPA) los datos del tercer trimestre de 2018 situaban la tasa de desempleo en un 14,55%, esta realidad implicó la modificación de normativas dirigidas a suprimir los tipos de contrato de trabajo o los aspectos de su regulación afectados por el descenso de la tasa de desempleo por debajo de ese 15%, y en concreto se vería afectado el Contrato de formación:

  • Desaparecía la posibilidad de celebrar contratos de formación con trabajadores menores de 30 años y se dejaba sin aplicación el límite máximo de edad que se establecía en el párrafo primero del artículo 11.2 a) del ET.
  • Se derogaba la ayuda económica de acompañamiento a jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil que suscriban un contrato de formación, y la bonificación por la conversión en indefinidos de estos contratos.

La Disposición Transitoria Segunda del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, establecía la posibilidad de celebrar contratos para la formación con trabajadores menores de 30 años sin que fuese de aplicación el límite máximo de edad establecido en el párrafo primero del punto 2.a) del artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores, hasta que la tasa de desempleo se situase por debajo del 15%.

El Real Decreto Ley 28/2018 de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, deroga expresamente el apartado primero de la Disposición Transitoria Segunda del Estatuto de los Trabajadores que establecía la posibilidad de celebrar contratos de formación con trabajadores menores de 30 años, sin que sea de aplicación el límite máximo de edad establecido en el párrafo primero del artículo 11.2 a) del Estatuto de los Trabajadores.

Desde el 1 de enero de 2019 la realización de los contratos de formación sólo es posible con trabajadores entre 16 y 24 años, ambos inclusive.

A pesar de esta derogación expresa con efecto desde el 1 de enero de 2019, se consideraron válidos los contratos, así como, los incentivos relacionados a los mismos, que se habían celebrado hasta esta fecha.

Además del requisito de encontrarse entre los 16 y 24 años, ambos inclusive, se establecen otros requisitos para que el trabajador pueda ser contratado bajo esta modalidad:

  • No tener titulación académica ni cualificación profesional previa relacionada con el puesto de trabajo.
  • Estar inscrito como demandante de empleo.
  • El límite máximo de edad no será de aplicación cuando el contrato se celebre con personas con discapacidad, con alumnos participantes en proyectos de empleo y formación, o con personas en situación de riesgo de exclusión social, en este último caso no se exigirá el límite de edad siempre y cuando hayan sido contratados por empresas de inserción activas en el registro administrativo correspondiente.
  • Que no haya desarrollado antes ese puesto de trabajo en la misma empresa por tiempo superior a 12 meses.
  • No haber agotado la duración máxima establecida para el contrato de formación en una relación laboral anterior, en la misma o distinta empresa, salvo que la formación inherente al nuevo contrato tenga por objeto la obtención de distinta cualificación profesional.
  • No haber tenido un contrato indefinido en los 3 meses anteriores a la nueva contratación.

Para cumplir con la variabilidad de la juventud propia del contrato de formación en 2020, la previsión es mantener el límite de edad establecido.

Exención de cotizar por formación profesional

El Real Decreto Ley 28/2018 de 28 de diciembre, en virtud de lo establecido en el apartado séptimo de su Disposición Final Segunda modifica el artículo 249.2 de la Ley General de la Seguridad Social, establecía la exención de todos los contratos de formación de cotizar por formación profesional.

Con efecto desde el 1 de enero de 2019, la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) calcula de forma automática las cuotas fijas de los trabajadores con contrato de formación sin aplicar la cuota por formación profesional.

Durante todo el año 2019 y conforme a lo establecido en el artículo 44 de la Orden TMS/83/2019 de 31 de enero, la cotización a la Seguridad Social y demás contingencias protegidas por los trabajadores que hubieran celebrado un contrato de formación se efectuarán de acuerdo a lo siguiente:

La cuota única mensual de cotización para los contratos de formación en 2019, queda fijada en 134,16 euros, la empresa asume el coste de 109,39 euros y el trabajador 24,77 euros.

La base mínima de cotización mensual se sitúa en 1.050 euros, y la base de cotización diaria en 35 euros.

El desglose es el siguiente:

CONTINGENCIAS COMUNES51,05 €
Empresa42,56 €
Empleado8,49 €
CONTINGENCIAS PROFESIONALES5,85 €
Empresa IT3,27 €
Empresa IMS2,58 €
Empleado—-
FONDO DE GARANTÍA SALARIAL3,23 €
Empresa3,23 €
Empleado—-
DESEMPLEO74,03 €
Empresa57,75 €
Empleado16,28 €
FORMACIÓN PROFESIONAL—-
Empresa—-
Empleado—-

La cuota de 134,16 euros sólo la tendrán que abonar las empresas que no cumplan con los requisitos necesarios para beneficiarse de la reducción.

Para tener un coste de 0 euros en los seguros sociales de los contratos de formación han de cumplirse una serie de requisitos:

  • Los contratos iniciales deben ser realizados con trabajadores inscritos como demandantes de empleo.
  • La empresa deberá estar al corriente con Hacienda y la Seguridad Social.
  • El trabajador no puede haber tenido un contrato indefinido en los tres meses anteriores a la nueva contratación.
  • La empresa no puede estar excluida por infracciones muy graves no prescritas.
  • La empresa no puede haber despedido de forma improcedente, reconocida judicialmente, o colectiva a un trabajador con contrato bonificado.
  • El trabajador no debe estar en posesión de una titulación académica ni cualificación profesional, relacionada con el puesto de trabajo a desarrollar.
  • El trabajador debe contar con los requisitos académicos necesarios según el nivel del certificado bajo el que se va a celebrar el contrato, es decir, para un certificado de nivel 1 el trabajador no necesitará tener ningún tipo de estudios, para un nivel 2 deberá contar al menos con la ESO y para el nivel 3 necesitará como mínimo el título de bachiller.
  • No haber agotado la duración máxima en otros contratos anteriores de formación en la misma ocupación o puesto de trabajo.
  • El trabajador no puede haber tenido vinculación con la empresa que lo quiere contratar en los últimos 6 meses y no puede haber desempeñado en la misma empresa, que quiere celebrar el contrato de formación, ese mismo puesto por un tiempo superior a 12 meses.

Si la empresa los cumple todos, puede reducir hasta el 100% de las cuotas a la seguridad social, con lo que el coste de los seguros sociales mensuales será de 0 euros, si la plantilla es menor de 250 trabajadores, y del 75% si es mayor a 250 trabajadores.

La previsión para el 2020, es mantener los incentivos en esta modalidad contractual.

Extensión de la protección por desempleo para alumnos trabajadores en los programas de escuelas taller

Una mejora importante es la extensión de la protección por desempleo respecto de los contratos de formación suscritos con alumnos trabajadores en los programas de escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo.

La Disposción transitoria quinta, del Real Decreto-Ley de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, otorga cobertura de la contingencia de desempleo en los contratos de formación suscritos con alumnos trabajadores en los programas públicos de empleo y formación, incluyendo los programas de escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo, con aplicación desde el 1 de enero de 2019.

Ahora bien, los contratos que estuvieran vigentes a la fecha de entrada en vigor de la norma, es decir, a 1 de enero de 2019, así como sus prórrogas, se regirán a todos los efectos por la normativa a cuyo amparo se concretaron los contratos iniciales.

Las condiciones son equiparadas a la generalidad de los contratos de formación, es un paso adelante con previsión de futuro.

El #ContratoDeFormación en 2020 formará a jóvenes con bajo nivel de cualificación y les facilitará su inserción en el mercado laboral #empleo Clic para tuitear

Las previsiones que se mantienen para contrato de formación en 2020

Si se trata de requisitos mantenidos a lo largo de los años, incluido el año 2019, presuponemos su misma aplicación en 2020.

Duración del contrato de formación

La duración mínima de 1 año y máxima de 3 años, aunque con la excepción de Convenios colectivos que fijen la duración mínima en 6 meses.

Jornada laboral completa

La jornada laboral será siempre completa, durante el primer año el trabajador dedica el 75% de la jornada al trabajo efectivo en la empresa y el 25% restante a la formación. Estos porcentajes, durante el segundo y tercer año, pasarán al 85% y al 15% respectivamente.

Lo interesante de esta modalidad de contratación es que permite agrupar esas hora de formación como más conviene al empresario, permitiendo contar con el trabajador a jornada completa los días que más lo necesite y más carga de trabajo haya en la empresa.

Salario

El salario del trabajador con contrato de formación será establecido según el Convenio colectivo aplicado por la empresa y siempre en relación a las horas trabajadas, que en ningún caso puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional en proporción al tiempo trabajado.

Derecho a desempleo

Finalizado el contrato de formación, y siempre que se cumplan los requisitos legales para ello, el trabajador tiene derecho a desempleo.

Período de Prueba

Al igual que en el resto de modalidades contractuales, el contrato de formación se rige por lo regulado con carácter general en el artículo 14 del Estatuto de los Trabajadores, siempre respetándose las diferentes disposiciones de cada Convenio colectivo individual aplicado por las empresas.

De forma específica y respetando lo establecido en el Estatuto de los trabajadores, se establece que el período de prueba en el contrato de formación no puede ser superior a 1 mes para los Certificados de Profesionalidad de nivel 1 y 2, ahora bien, si el Certificado es de nivel 3, el período de prueba no debe superar los 2 meses.

Derecho a vacaciones

Al igual que en resto de modalidades contractuales, la persona que suscribe un contrato de formación tiene derecho a vacaciones, bajo las condiciones generales reguladas en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores.

Incentivos por transformación en indefinidos

Si una vez finalizado el contrato de formación el empresario decide hacer indefinido al trabajador, recibe una bonificación extra de hasta 1.800 euros anuales por 3 años si contrata a una mujer, y de hasta 1.500 euros anuales por 3 años si contrata a un hombre.

 

Incentivos en Andalucía bajo el paraguas del Programa de Emprendimiento

En Andalucía se subvencionan las actividades económicas que crean y mantienen el empleo. Aún está en vigor el plazo que permite a los Andaluces solicitar las ayudas del Programa de Emprendimiento, Segunda Oportunidad y estabilización económica de las empresas de trabajo autónomo.

Es importante que leas los dos artículos que Audiolís publica en relación a estas ayudas, titulados: “Ayudas para autónomos en Andalucía tras su contrato de formación” y “Nueva extensión de la tarifa plana para autónomos en Andalucía”.

Dos subvenciones importantes y vinculadas al contrato de formación:

  • Las personas autónomas que han finalizado un contrato de formación son beneficiarias de las subvenciones concretadas en la Línea 1 “Estabilización de las iniciativas emprendedoras en empresas de trabajo autónomo” dentro del Programa de Emprendimiento. Si has terminado tu contrato de formación, has adquirido una cualificación académica y profesional y, tienes iniciativa emprendedora, cuentas con una ayuda de 5.000 euros para poner en marcha tú proyecto.
  • Los autónomos que ya están dados de alta en el RETA y transformen en indefinido un contrato de formación, la ayuda será de 3.000 euros, por cada una que se realice, hasta un máximo de dos. Si tienes en plantilla a trabajadores con contrato de formación a punto de finalizar y quieres hacerlos indefinidos, puedes beneficiarte de esta subvención situada dentro de la Línea 4 “Estímulo a la creación de empleo indefinido, a la competitividad y apoyo social en situaciones específicas” dentro del Programa de Emprendimiento.

Es importante que sepas que estas ayudas dentro de la Línea 4, son incompatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos que se concedan para la misma finalidad, procedentes de otras Administraciones o entes públicos o privados, nacionales o internacionales, de la Unión Europea o de otros Organismos Internacionales.

Regulación Normativa

Otros artículos de interés

 

Photo by You X Ventures on Unsplash

Verónica Cruz Tro

Abogada experta en laboral, fiscal derecho bancario en Audiolís. Webinars, ebooks, artículos y contenido en vídeo. Nada le para para hacer llegar el conocimiento a aquellos que estén interesados en seguir creciendo profesionalmente.