952 10 14 94 info@audiolis.com

El Código de Buenas Prácticas Tributarias para asesores está de estreno. Este verano se ha puesto en marcha este compromiso por parte de la Agencia Tributaria y las asesorías que lo deseen para avanzar en un modelo cooperativo entre ambas partes.

Compromisos adquiridos en el código de buenas prácticas tributarias

Código deontológico

Las asesorías deben tener un conjunto de normas y valores que rijan el ejercicio de una profesión. Debe ser además accesible a través de la página web.

Informar de las irregularidades

Respetando siempre el secreto profesional, las asesorías están obligadas a contar al a Agencia Tributaria las irregularidades detectadas y que afecten al funcionamiento del sistema tributario.

Corregir conductas

Otro de los compromisos suscritos es prevenir y advertir de la corrección de conductas de clientes que pudieran suponer un riesgo fiscal. En este sentido, se trata de advertir de conductas engañosas, fraudulentas o maliciosas.

Todos estos compromisos se harán bajo estándares de calidad que fijarán los asesores. Así, se usarán como guía a los asociados para evitar tener dobles contabilidades, realizar pagos fraudulentos u otro tipo de conductas no aconsejables.

Analizamos una a una estas recomendaciones de la propia Agencia Tributaria para asesorías y empresas y para ella misma.

Transparencia, buena fe y colaboración

Las asesorías (y también empresas) deben procurar mostrar a la Agencia Tributaria todos sus movimientos. Es decir, lo ideal es que se eviten las sociales instrumentales en paraísos fiscales o territorios no cooperantes con las autoridades fiscales.

En definitiva, se transparentes en la gestión y dar a la Agencia Tributaria los datos requeridos para evitar riesgos fiscales

Seguridad jurídica para aplicar normas

La Agencia Tributaria también se compromete con las buenas prácticas y facilitará a todos los contribuyentes los criterios exigidos ante las dudas del tratamiento tributario. Tendrán también la posibilidad de presentar anexos explicativos junto a las declaraciones para indicar cómo se ha preparado la misma y justificar los hechos.

Por su parte, la Agencia Tributaria cumplirá y aplicará la normativa vigente en materia administrativa.

Evitar los conflictos

Para ambas partes, Agencia Tributaria y asesorías/empresas, promover relaciones constructivas, transparentes y con la confianza como base es fundamental.

Se intentará, además, evitar los conflictos que deriven de la aplicación e interpretación de la normativa aplicable favoreciendo el uso de los instrumentos propios del Ordenamiento Jurídico Tributario.

¿Cómo adherirse?

Para promover estas buenas prácticas y participar en el compromiso la adhesión debe hacerse a través de un acuerdo del Consejo de Administración y comunicarlo a la Agencia Tributaria.

 

 

Comparte en:

Marta Pérez

Dale un tema y moverá el mundo. Redactora de contenidos de Audiolís en base a normativa, legislación y todo aquello que pueda resultar de interés para el mundo empresarial. Un todoterreno muy singular :)