952 10 14 94 info@audiolis.com

La jubilación activa en autónomos les permite disfrutar simultáneamente de la pensión de jubilación contributiva y de la posibilidad de seguir trabajando por cuenta propia, a jornada parcial o completa y siempre en el sector privado.

Gracias a la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de reformas urgentes del trabajo autónomo, a través de su Disposición Final Quinta “compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva”, es modificado el apartado 2 y 5 del artículo 214 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social y por tanto, cambiada la jubilación activa para el autónomo.

Ahora no sólo se les permite acceder a un 50% de su pensión de jubilación si trabajan en solitario, sino que, ya es posible que los trabajadores autónomos compatibilicen el trabajo con la percepción del 100% de la pensión de jubilación.

Concepto de jubilación activa en Autónomos

Diferenciar entre dos períodos de tiempo.

A partir de 2013

En el año 2013 se permitió a los autónomos compatibilizar el hecho de percibir un porcentaje de la pensión de jubilación con la realización de cualquier trabajo, a jornada parcial o completa, siempre que fueran acreditados una serie de requisitos.

Sólo podían cobrar el 50% de la pensión de jubilación pero a todos los efectos eran considerados pensionistas.

A partir de 2017

Con la entrada en vigor de la nueva Ley 6/2017, de 24 de octubre de reformas urgentes del trabajo autónomo, cambia la cuantía de la jubilación activa para el autónomo, ya pueden percibir el 100% de la pensión de jubilación siempre que acrediten la contratación de, al menos, un trabajador por cuenta ajena.

La Disposición final quinta “Compatibilidad de la realización de trabajo por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva”, establece que:

“La cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo, excluido, en todo caso, el complemento por mínimos, cualquier que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista.

No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará el 100%”.

Motivos perseguidos

  • Favorecer el alargamiento de la vida activa e incentivar el trabajo más allá de la edad de jubilación establecido.
  • Reforzar la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social.
  • Aprovechar en mayor medida los conocimientos y experiencia de estos trabajadores.

Claves para acceder a la jubilación activa

La norma busca premiar y mejorar a quienes acreditando el máximo período de cotización (100%) se jubilan y siguen trabajando, pero no a quienes no reúnen el máximo periodo de seguro y pretenden alcanzarlo con cotizaciones posteriores a su jubilación, cotizaciones que serían de menor cuantía, al ser sólo por incapacidad temporal y contingencias profesionales, lo que supone alcanzar el porcentaje del 100% de la pensión sin cotizar por la contingencia de jubilación, esto supondría una discriminación favorablemente a quien cotizó menos, objeto totalmente contrario al espíritu que deriva de la interpretación sistemática de la norma citada.

Enumeración de los requisitos

  1. Haber alcanzado la edad legal vigente en el momento, es decir, el acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación.
  2. El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100%, es decir, para poder compatibilizar el trabajo con la pensión reconocida, se exige haber alcanzado la jubilación con una pensión equivalente al 100% de la base reguladora de la misma. Este porcentaje del 100% no puede alcanzarse con cotizaciones posteriores a la jubilación. Significa que, por ejemplo en 2019, la persona tiene que acreditar haber cotizado, concretamente, 35 años y 6 meses.
  3. Debe tratarse de un autónomo que ejerce su actividad como persona física.
  4. No puede acceder a la jubilación activa el autónomo societario incluido en el RETA, su condición de administrador o socio de una empresa le limita el acceso a la jubilación activa, puesto que quien contrata directamente es la sociedad con su propia personalidad jurídica.
  5. Los profesionales colegiados que no están dados de alta como autónomos en el RETA o están exentos de hacerlo, pero sí están incorporados a la Mutualidad de Previsión de su Colegio, también pueden acogerse a la Jubilación activa.
  6. Para acceder al 100% de la pensión de jubilación, debe acreditar la contratación mínima de un trabajador por cuenta ajena.
  7. No puede haber despedido de forma improcedente a ningún empleado en los últimos seis meses.
  8. No se podrá accederse desde jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación.
  9. Queda excluido el complemento por mínimos, es decir, durante el tiempo en el que se compatibilice la pensión con el trabajo, el pensionista no tendrá derecho a los complementos para pensiones inferiores a la mínima.
  10. Se puede desarrollar un trabajo por cuenta propia o ajena, pero siempre desde el sector privado.
  11. Deber de cotizar durante el período de jubilación activa por incapacidad temporal (IT) y por contingencias profesionales.
  12. Estar sujeto al 8% de cotización especial de solidaridad, porcentaje aplicado sobre la base de cotización por contingencias comunes.

Revalorización de la pensión

La pensión se revalorizará en su integridad en los términos establecidos para las pensiones del sistema de la Seguridad Social.

No obstante, en tanto se mantenga el trabajo compatible, el importe de la pensión más la revalorizaciones acumuladas se reducirá en un 50%, excepto en el supuesto de realización de trabajos por cuenta propia en los que se acredite tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, dónde la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100%.

 

La #JubilaciónActiva en #Autónomos les permite compatibilizar el cobro de la #pensión de jubilación #contributiva y el trabajo por cuenta propia. Clic para tuitear

Polémica sobre la ampliación del régimen de compatibilidad

Los autónomos societarios han acudido a los tribunales, tratando de resolver su prohibición de acceso a la jubilación activa, hasta ahora, el Instituto Nacional de la Seguridad Social les ha impedido que como administradores o socios de una empresa puedan acceder al 100% de la jubilación activa, ya que entienden que nunca podrán cumplir con el requisito de tener contratado al menos a una persona por cuenta ajena, quien contrata directamente en la propia sociedad, que tiene su propia personalidad jurídica.

Ha habido algunas sentencias judiciales que han decidido lo contrario, permitiendo al administrador de una sociedad el acceso al 100% de la jubilación activa, aunque la decisión vinculante y definitiva habrá que esperarla del Tribunal Supremo.

Finalizada la relación Laboral

Recordar que, finalizada la relación laboral por cuenta ajena o producido el cese en la actividad por cuenta propia, se restablecerá el percibo íntegro de la pensión de jubilación.

 

Regulación Normativa

 

Otros artículos de interés

 

Photo by Eddy Klaus on Unsplash

Comparte en:

Verónica Cruz Tro

Abogada experta en laboral, fiscal derecho bancario en Audiolís. Webinars, ebooks, artículos y contenido en vídeo. Nada le para para hacer llegar el conocimiento a aquellos que estén interesados en seguir creciendo profesionalmente.