952 10 14 94

Con el fin de intentar paliar los efectos que la crisis sanitaria estaba produciendo en el ámbito laboral, desde el 17 de marzo de 2020, el Real Decreto -Ley 8/2020 vino a arbitrar un conjunto de medidas de flexibilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Pero no resultó suficiente, hacían falta otras medidas temporales y extraordinarias que favorecieran la protección del empleo, que agilizaran la tramitación y el abono de las prestaciones por desempleo, que permitieran la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad. Estas medidas complementarias llegaron con el Real Decreto-Ley 9/2020, de 27 de marzo. Ahora, con la Ley 3/2021, de 12 de abril, se establecen cinco instrumentos laborales con los que tratar de controlar los efectos negativos de la crisis sanitaria originada por la pandemia del COVID-19.

Mantenimiento del empleo en centros sanitarios y sociales

El primero de los instrumentos para paliar los efectos de la crisis está destinado al mantenimiento de la actividad y del empleo en centros sanitarios y sociales hasta que sean levantadas todas las medidas de prevención adoptadas para hacer frente a la crisis sanitaria.

De esta forma, los hospitales o ambulatorios, los centros sociales de mayores, personas dependientes o personas con discapacidad, como residencias y centros de día, ya sean de titularidad pública o privada, no pueden tramitar ERTES, para garantizar la aplicación efectiva de los servicios esenciales de salud pública y social.

*art. 1 de la Ley 3/2021, de 12 de abril.

Agilizar la tramitación y el abono de prestaciones por desempleo

La segunda medida extraordinaria está orientada a garantizar el restablecimiento de la actividad empresarial y la salvaguarda del empleo. Se pretende agilizar la tramitación y el abono de prestaciones por desempleo.

A todas las personas afectadas por procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada basados en las causas previstas en los artículos 22 (ERTE- fuerza mayor) y 23 (ERTE- causas económicas) del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, se les reconocerá la prestación contributiva por desempleo si se inicia mediante solicitud colectiva presentada por la empresa ante la entidad gestora de las prestaciones por desempleo, acompañada de la documentación pertinente.

La fecha de efecto de la situación legal de desempleo en los supuestos de fuerza mayor será la fecha del hecho causante de la misma, sin embargo, para los supuestos por causa económica, técnica, organizativa y de producción la fecha de efecto será la coincidente o posterior a la fecha en que la empresa comunique a la autoridad laboral la decisión adoptada.

*art. 3 Ley 3/2021, de 12 de abril.

*Disposición adicional tercera Ley 3/2021, de 12 de abril.

Duración máxima de contratos

El tercer punto está relacionado con la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo y de interinidad.

Se trata de garantizar que los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo y de interinidad, alcancen su duración máxima efectiva. El objetivo es desplegar sus plenos efectos, en cuanto a prestación de servicios, la formación que llevan aparejada y la aportación a la actividad empresarial.

Esto significa que, la suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido.

*art. 5 Ley 3/2021, de 12 de abril.

Limitación de la duración de los ERTEs

La cuarta medida trata sobre la limitación de la duración de los ERTEs basados en las causas previstas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020 (resoluciones tácitas).

Con motivo del incremento de los expedientes de regulación temporal de empleo solicitados, se clarifica el límite temporal de las resoluciones tácitas recaídas en los expedientes de regulación temporal de empleo solicitados por fuerza mayor.

Es decir, su duración no puede suponer una duración máxima diferente que la aplicable a las resoluciones expresas, que se circunscriben a la vigencia del estado de alarma, conforme a lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, así como de sus posibles prórrogas.

*Disposición adicional primera Ley 3/2021, de 12 de abril.

Protección del empleo

La última medida extraordinaria está relacionada con la protección del empleo (causas justificativas del despido). En este caso, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido, la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en la que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto – Ley 8/2020.

*Art. 2 Ley 3/2021, de 12 de abril.

Normativa aplicable:

banner erte dudas renta

Cinco instrumentos laborales para paliar los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19. #empleo #laboral #covid-19 Clic para tuitear

Otros artículos de interés

Comparte en:
Verónica Cruz

Veronica Cruz de Audiolís

Controller Jurídica en Audiolís. Abogada experta en laboral y fiscal.