952 10 14 94

Ya hemos hablado en artículos anteriores sobre conceptos generales de la videovigilancia dentro de las comunidades de propietarios. Hoy vamos a centrarnos en la videovigilancia a través de cámaras en una piscina, siendo una zona común dentro de las comunidades.

Éstas tienen la posibilidad de instalar cámaras conforme lo establecido en la Ley 49/1960, de 21 de julio sobre Propiedad Horizontal.

Existe la posibilidad de instalarlas en piscinas y spas con fines de garantía de calidad sanitaria y de seguridad de las personas, exceptuando espacios reservados como vestuarios o aseos. Y no es necesario contar con el permiso de los usuarios si su finalidad es la seguridad.

Lo que sí es necesario es que se instalen los carteles informativos y la información relativa al propietario de los datos, tratamiento, dónde dirigirse para ejercer sus derechos, etc.

¿Qué partes de la piscina pueden grabarse?

Entradas a la piscina, vallas, pasillos, etc. La grabación del interior de la piscina es una decisión a tomar en la comunidad de propietarios pues puede vulnerar la privacidad de los usuarios, pero también puede instalarse con la finalidad de permitir la seguridad de los usuarios si hay un socorrista que visualice las imágenes.

¿Qué partes de la piscina no pueden grabarse?

Las duchas, vestuarios o aseos. Se trataría de una medida fuera de lugar y que no cumple con el principio de proporcionalidad, pues es una intromisión en la privacidad de los usuarios y es algo sancionable.

¿Es necesario que se vote la instalación de las cámaras en la piscina?

Sí. Puede ser acordada su instalación, a petición de cualquier propietario, por un tercio de los integrantes de la comunidad que representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación. Es decir, se requiere una aprobación por 3/5 partes de la totalidad.

¿Un sistema de videovigilancia puede suplantar el trabajo de un socorrista?

Según el Gabinete Jurídico de la AEPD, presenta este informe con un caso en el que se requiere al propietario de un spa en Canarias la obligación de contratar un socorrista o alternativamente el uso de un sistema telemático de visión simultánea en conexión directa con los socorristas de servicio en la piscina.

En este informe se deja bien claro que la posibilidad de que exista un sistema de videvigilancia, no es sustitutivo de la existencia de un socorrista. El reglamento al que se hace referencia establece que puede existir esta videovigilancia siempre que haya un socorrista que pueda visionar las imágenes y cuando existan vasos en la piscina a distintas cotas de manera que resulte imposible la visión de todos ellos por un único socorrista.

¿Durante cuánto tiempo tengo que conservar las imágenes?

Durante un mes desde que se realiza la captación de las imágenes, a excepción de que haya acontecido algún delito o acto que deba comunicarse a los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

¿Se puede instalar cámaras de #videovigilancia en #piscinas comunitarias? La respuesta en este interesante artículo #RGPD#GDPR #administradordefincas TUITEA Y DIFUNDE CONOCIMIENTO

Protección de datos para comunidades de propietarios

Normativa de referencia

Noticias de interés

Foto de Etienne Girardet en Unsplash

Comparte en:
Paola Ríos de Audiolís

Paola Ríos de Audiolís

Responsable del Dpto. de Marketing y Comunicación. Contenidos y artículos de interés relacionados con la formación y el empleo.