952 10 14 94

A partir de ahora, podremos tener becarios calificados de indefinidos – no fijos por quedar acreditada la realización de becas no encaminadas a la formación y al estudio.

Para el Tribunal Superior de Justicia de Madrid las becas que no están encaminadas a la formación son consideradas celebradas en fraude de ley.

En la actividad becada que no se aprecie un interés educativo, prevalecerá la relación laboral indefinida e indisponible.

En el caso que nos ocupa, los períodos de prestación de servicios cubiertos formalmente mediante becas encubrieron en realidad una relación laboral indefinida al no responder a aspectos formativos.

Durante el proceso judicial quedó demostrado que, desde el inicio de la relación laboral la parte demandante no estuvo vinculada a un solo proyecto concreto, ni mucho menos al específico identificado en cada contrato celebrado, sino que había estado colaborando en todos los que le habían sido asignados según las necesidades del servicio del director del Centro, realizando las funciones propias y habituales de dicho Centro.

Como consecuencia, la decisión del Tribunal Superior de Justicia fue apreciar el carácter indefinido – no fijo de la relación laboral desde su inicio, porque la verdadera finalidad de las becas y de los contratos de obra y servicios formalizados fue la de realizar funciones necesarias de forma estable y permanente.

Becarios calificados de indefinidos – no fijos

Es muy importante conocer la frontera entre prestación laboral y compromiso de colaboración.

Doctrinalmente se ha afirmado que existen dos vías principales a través de las que puede formalizarse la incorporación del becario a una empresa o a una institución pública o privada:

Becas para la realización de prácticas

A través de estas becas se pretende que quienes ya están en posesión de una titulación académica que legalmente les habilita para desarrollar una determinada actividad profesional o, preferentemente, quienes están próximos a obtenerla, puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos durante su etapa educativa a fin de completar su formación.

Becas de formación

Estas becas están dirigidas a la ampliación del campo de conocimientos del interesado, titulado o no, a cuyo fin se le proporciona ayuda para el seguimiento de sus estudios.

Finalidad docente

Se trata de becas que tienen una finalidad docente en beneficio del perfeccionamiento, formación y ampliación de conocimientos del becario.

Así las becas de formación del personal de investigación, ya sea en instituciones públicas o privadas, a las que se refiere el nuevo Estatuto del Personal Investigador en Formación aprobado por RD 63/2006, de 27 enero.

Concepto de indefinido – no fijo

El concepto de indefinido – no fijo nace de la jurisprudencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, para dar un término a los “fraudes” cometidos por las Administraciones Públicas en la contratación del personal temporal. 

Distintas son las terminologías utilizadas para, en el plano laboral – Administración concretar los contratos temporales calificados de fraudulentos:

  • Contrato temporal sometido a condición resolutoria
  • Contrato temporal sometido a término
  • Contrato indefinido atípico
  • Contrato de afinidades temporales

Se trata en definitiva de un contrato cuya duración está sujeta a un plazo determinado, puesto que ésta vacante a ocupar debe ser objeto de oferta de empleo público.

En el caso que nos ocupa, la parte que fue demandada es una entidad pública vinculada a la Administración Autonómica del Estado.


Concepto de beca

La beca es la subvención para realizar estudios o investigaciones, la verdadera finalidad perseguida cuando una beca es concedida estriba en la ayuda que se presta en la formación profesional.

El rasgo diferencial de la beca es facilitar el estudio y formación del becario y la de incorporar los resultados o frutos de su trabajo o estudio realizado al patrimonio de la empresa que otorga la beca, la cual no adquiere, por tanto, el papel de empleador o empresario jurídico del becario.

Tener becarios calificados de indefinidos – no fijos es la consecuencia del incumplimiento de la finalidad real de una beca.

Debe prevalecer el interés educativo

Significa que, si en la actividad becada no se aprecia un interés educativo prevalecerá la contratación/prestación laboral, de ahí las valoraciones llevadas a cabo por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en su sentencia del 18 de octubre de 2019 (núm. Rec. 359/2019; núm. Resolución 983/2019).

Becarios calificados de indefinidos – parte demandante

En este caso ha quedado demostrado que la parte demandante, como técnico superior de laboratorio no en trabajos de docencia e investigación, realizaba un trabajo de planificación y coordinación de técnicas de laboratorio, no dentro de un proyecto específico, sino para dar soporte y cobertura de modo estructural, normal y habitual a los servicios de la empresa, de forma indistinta para diferentes proyectos de investigación y no para el que formalmente estaba adscrita.

La relación laboral entre Universidad y demandante se ha desarrollado desde el 01 de julio de 2009, suscribiendo siete contratos como beneficiaria de una beca y cinco contratos más, para obra y servicio determinado.

Fallo del Juzgado de lo Social nº 37 de Madrid

El primer fallo se produce con la sentencia del Juzgado de lo social nº 37 de Madrid, el cual quedó redactado en los siguientes términos:

“… Declaro el carácter indefinido no fijo de la relación laboral que une a la actora con la Universidad desde el 01/07/2009, condenando a la misma a abonarle la cantidad de 11.558,40 euros y al abono de interés de demora del 10% de dicha cantidad…”

La decisión de tener becarios calificados de indefinidos – no fijos, es el camino que el Juzgado encuentra viable, para garantizar que las becas sean destinadas a la formación y estudio de quienes las desarrollan, y no sean realizadas en fraude de Ley.

Recursos presentados por la parte demandada

Ante este fallo, la parte demandada decide presentar recursos, y en su defensa los motivos alegados en ambos recursos fueron los siguientes:

  • Todos los contratos mencionados (7 becas + 5 temporales) fueron realizados fuera de Convenio.
  • Se ha infringido el artículo 15.3 ET y la doctrina judicial asociada.
  • La sentencia de instancia yerra al declarar fraudulenta la contratación de la demandante, homogeneizando, sin más, los contratos suscritos, identificando equivocadamente los conceptos de líneas de investigación, ya que las actividades desarrolladas tienen autonomía y sustantividad respecto a las propias de la universidad.
  • El artículo 48.1 de la Ley 15/2011, de Ciencia, Tecnología e Innovación faculta a la Universidad a celebrar contratos de obra o servicio con personal técnico.

#Becarios #calificadosdeindefinidos – no fijos por realizar #becas no encaminadas a la #formación ni al #estudio, es decir, celebradas en #fraudedeLey. #Universidad #PersonalLaboral #ContratosTemporales Clic para tuitear

Conclusiones del Tribunal Superior de Justicia de Madrid

Para el Tribunal y tras una valoración conjunta de la prueba, no puede llegarse a otra conclusión que la de constatar probado que desde el inicio de la relación laboral en 2009, se aprecia que tanto las becas, de las que no se acredita que estuvieran encaminadas a la formación, como los sucesivos contratos temporales, fueron celebrados en fraude de Ley.

Todos los contratos se vinculan a un determinado proyecto, sin embargo tanto de las declaraciones de los directores del Centro como de la evidencia de los documentos se demuestra que, la demandante no ha estado nunca vinculada a un proyecto concreto, ni mucho menos al específico que se hacía constar en cada contrato, sino que colaboraba en todos los que le han ido asignando según las necesidades del servicio por el director del Centro, realizando las funciones propias y habituales del Centro.

Claridad en la decisión del Tribunal Superior

La literalidad de su interpretación dice así:

“Los períodos de prestación de servicios cubiertos formalmente mediante becas encubrían en realidad una relación laboral indefinida al no responder a aspectos formativos”.

Becarios calificados de indefinidos- no fijos

El Tribunal concluye que la relación laboral que vincula a la demandante con la Universidad es de carácter indefinido desde el 1/7/2009.

La verdadera finalidad de las becas y de los contratos que se celebraron no fue la de satisfacer necesidades puntuales de la demanda representadas en el desarrollo de determinados proyectos de investigación, sino la realización de funciones que son necesarias de forma estable y permanente.

Por este motivo, las contrataciones han sido celebradas en fraude de Ley, y como consecuencia se declara el carácter indefinido – fijo de la relación laboral. El fraude continuó ininterrumpidamente con los contratos de obra o servicios celebrados a continuación de las becas.

Por último, el Tribunal decide que la demandante sí está dentro del II Convenio Colectivo de Universidades Públicas de Madrid, ya que la categoría profesional reconocida en el contrato y en las nóminas consta recogida en este Convenio.

Condenada a pagar 11.558,40 euros

En base a las diferencias retributivas y trienios, así como a que las funciones desarrolladas han entrado dentro de la categoría C1 (ha realizado tareas de especial complejidad teórico- prácticas), la parte demandada debe ser condenada a abonar la cantidad de 11.558,40 euros, desglosada en:

  • Por los dos trienios devengados, la cantidad de 1.099,50 euros.
  • Por diferencias salariales en el mismo período la cantidad de 10.458,90 euros.
  • Las cantidades citadas devengarán el interés fijado en el artículo 29.3 del ET.

Esta decisión la toma el Tribunal fundada en el análisis de las actividades desarrolladas por la demandante, puesto que las becas que realizó no estaban encaminadas a su formación ni orientadas a posibilitar su estudio.

Regulación normativa

Otros artículos de interés

Photo by Eliabe Costa on Unsplash

Comparte en:
Verónica Cruz Tro

Veronica Cruz Tro de Audiolís

Controller Jurídica en Audiolís. Abogada experta en laboral y fiscal. Webinars, ebooks, artículos y contenido en vídeo.