El contrato de formación en 2017

Conoce todas las novedades
Descarga nuestro nuevo folleto

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE ACABA EL CONTRATO DE FORMACIÓN?

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE ACABA EL CONTRATO DE FORMACIÓN?

Uno de los aspectos que más dudas genera a la hora de realizar un contrato de formación es qué ocurre cuando éste llega a su fin.

Duración, prórrogas, derecho a paro e indemnizaciones, son algunos de los aspectos que generan más confusión en este sentido y a los que tratamos de dar respuesta a continuación.

DURACIÓN Y PRÓRROGAS DEL CONTRATO DE FORMACIÓN

¿Cuánto dura un contrato de formación?

La duración mínima de un contrato de formación es de 1 año, aunque hay convenios colectivos (como el de hostelería por ejemplo) que fijan una duración mínima de 6 meses. Por su parte, la duración máxima del contrato es de 3 años en total, aunque al igual que ocurre con la duración mínima, puede atender a variaciones en función del convenio colectivo. Estas duraciones no son aplicables a las personas discapacitadas contratadas bajo esta modalidad.

¿Pueden realizarse prórrogas?

Sí, una vez finalizado el primer contrato pueden realizarse hasta dos prórrogas, siempre y cuando la suma total entre el contrato inicial y las prórrogas no exceda de los 3 años. Cabe señalar además que cada prórroga no puede ser inferior a los 6 meses.

¿Hay algún cambio entre el primer año de contrato y el resto?

El principal cambio que se produce entre el primer año respecto al segundo y el tercero es el tiempo dedicado a la actividad formativa. En este sentido, la jornada laboral se reparte cada año de la siguiente forma:

 

PRIMER AÑO

25% actividad formativa + 75% trabajo efectivo

 

 

 

SEGUNDO Y TERCER AÑO

15% actividad formativa + 85% trabajo efectivo

 

Este cambio en el reparto de la jornada laboral también afecta a la retribución salarial, ya que ésta se calcula en base al tiempo dedicado al trabajo en la empresa. Esto quiere decir que el segundo y tercer año del contrato, el alumno-trabajador no solo verá incrementado el tiempo dedicado al trabajo efectivo sino que también recibirá un aumento proporcional de su salario.

¿Qué ocurre si el empleado se da de baja durante el contrato de formación?

En el contrato para la formación y el aprendizaje no se contabilizan las pausas por incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo o la lactancia, maternidad, paternidad, adopción o acogimiento. Esto quiere decir que si el alumno-trabajador necesita darse de baja por cualquiera de esos motivos, el tiempo que permanezca inactivo no será contabilizado.

Por ejemplo, si un alumno lleva trabajando 3 meses de un contrato de 1 año y solicita una baja por incapacidad temporal de 2 meses, cuando se incorpore a su puesto de trabajo “el contador” seguirá en los 3 meses (y no en 5) y le restarán todavía 9 meses de contrato de formación.


CONVERSIÓN A INDEFINIDO DEL CONTRATO DE FORMACIÓN

Son muchas las empresas que deciden incorporar en sus equipos a los profesionales que tienen empleados bajo esta modalidad contractual. El hecho de que se hayan formado a la medida de la empresa y hayan adquirido una formación teórica en torno al oficio que han desarrollado suelen ser las grandes motivaciones para retener al talento.

Pero además, las empresas también pueden obtener un gran beneficio económico:

  • Las empresas que, a la finalización de su duración inicial o prórroga, transformen en contratos indefinidos los contratos para la formación y el aprendizaje tendrán derecho a la siguiente reducción en la cuota empresarial a la Seguridad Social:
     
  • Si la persona contratada es un hombre: 1.500 € al año, durante un periodo máximo de 3 años.
  • Si la persona contratada es una muejer: 1.800€ al año, durante un periodo máximo de 3 años.

Estas bonificaciones también son aplicables para aquellos contratos de formación que se conviertan a indefinidos en media jornada. En este caso, la cuantía de la reducción será proporcional a la jornada de trabajo:

  • Por ejemplo: la conversión a indefinido de un chico contratado con 20 horas semanales supondría una bonificación para la empresa de 750 € al año, durante un periodo máximo de 3 años.

Para poder acogerse a estos incentivos se habrán de cumplir los requisitos y no encontrarse en las causas de exclusión contempladas en la sección 1ª del capítulo I de la Ley 43/2006.

REQUISITOS PARA PODER ACCEDER A ESTAS AYUDAS ECONÓMICAS

a) Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social tanto en la fecha de alta de los trabajadores como durante la aplicación de las bonificaciones correspondientes.

b) No haber sido excluidos del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de infracciones muy graves no prescritas, todo ello de conformidad con lo previsto en el artículo 46.2 de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, Texto Refundido aprobado en el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto.

EXCLUSIONES. NO TENDRÁN ACCESO A ESTAS REDUCCIONES:

  1. Cuando las contrataciones se realicen a familiares hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad, del empresario o de quienes tengan control empresarial, ostenten cargos de dirección o sean miembros de los órganos administrativos de una sociedad.
  2. Cuando la contratación se realice con trabajadores que en los 24 meses anteriores hayan prestado sus servicios en la misma empresa con contrato indefinido.
  3. Cuando la contratación se realice con trabajadores que en los últimos 6 meses hayan estado contratados en la misma empresa, mediante un contrato de duración determinada, temporal o contrato de formación, de relevo o de sustitución por jubilación.
  4. Aquellos trabajadores que hayan finalizado su relación laboral de carácter indefinido en otra empresa en un plazo de tres meses previos a la nueva contratación. Esta exclusión no se aplicará cuando la finalización del contrato sea por despido reconocido o declarado improcedente, o despido colectivo.
  5. Las empresas que hayan extinguido por despido reconocido o declarado improcedente quedarán excluidas por un periodo de doce meses de estas reducciones. La citada exclusión afectará a un número de contratos igual al de las extinciones producidas.

INDEMNIZACIÓN Y TIEMPO DE NOTIFICACIÓN DE BAJA DEL CONTRATO DE FORMACIÓN

Una de las preguntas más frecuentes cuando el contrato de formación llega a su fin y la empresa no puede o no desea mantener al empleado en la plantilla con otra modalidad contractual es si debe pagarle una indemnización.

Pues bien, el contrato de formación es una modalidad contractual exenta de indemnización siempre y cuando la empresa avise al alumno-trabajador de la terminación del contrato con una antelación mínima de quince días a su finalización o el tiempo de preaviso establecido en su convenio. (Según el Artículo 13 del RD 1529/2012, de 8 de noviembre)

El incumplimiento por parte de la empresa en el plazo señalado dará lugar a una indemnización a la persona trabajadora equivalente al salario correspondiente a los días en que dicho plazo se haya incumplido. Si la empresa cumple con el tiempo de preaviso no tendrá que dar ningún tipo de indemnización al trabajador.

FINIQUITO EN EL CONTRATO DE FORMACIÓN

Al igual que en cualquier otra modalidad contractual, a la finalización del contrato el alumno-trabajador deberá recibir su finiquito (Artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores). El importe del finiquito será el correspondiente a:

  • El salario correspondiente a los días del mes que haya trabajado.
  • Los días de vacaciones no disfrutados.
  • La prorrata de las pagas extraordinarias, si corresponde.;

Todos los trabajadores tienen derecho a recibir este finiquito a la terminación de su contrato, independientemente de que la baja sea voluntad del trabajador o de la empresa.


DERECHO A PARO EN EL CONTRATO DE FORMACIÓN

Durante el contrato de formación, el alumno-trabajador está cotizando a la Seguridad Social al igual que en cualquier otro tipo de contrato (Artículo 26 del RD 1529/2012, de 8 de noviembre y Artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores). Por ello, a la finalización del mismo, el alumno-trabajador podrá solicitar la prestación por desempleo, siempre y cuando cumpla los requisitos.

En la página web del Servicio Público de Empleo se especifican los requerimientos que se deben cumplir para poder acceder a la prestación por desempleo.

NOTA IMPORTANTE: El derecho a indemnización, finiquito y paro recogidos en este apartado responde a las normas establecidas por El Estatuto de los Trabajadores a nivel general y al Real Decreto 1529/2012 de 8 de noviembre por el que se regulan los contratos de formación. No obstante, cada caso debe ser estudiado de forma particular por el Servicio Público de Empleo competente y atendiendo al convenio colectivo que rija el contrato laboral de cada persona.

Solicite información