Contrata a los mejores talentos

y ahórrate el 100% de los seguros sociales.
Descubre cómo

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE ACABA EL CONTRATO DE FORMACIÓN?

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE ACABA EL CONTRATO DE FORMACIÓN?

Uno de los aspectos que más dudas genera a la hora de realizar un contrato de formación es ¿qué ocurre cuando éste llega a su fin?

Duración, prórrogas, derecho a paro e indemnizaciones, son algunos de los aspectos que generan más confusión en este sentido y a los que tratamos de dar respuesta a continuación.

DURACIÓN Y PRÓRROGAS DEL CONTRATO DE FORMACIÓN.

¿Cuánto dura un contrato de formación?

La duración mínima de un contrato de formación es de 1 año, aunque hay convenios colectivos (como el de hostelería por ejemplo) que fijan una duración mínima de 6 meses. Por su parte, la duración máxima del contrato es de 3 años en total, aunque al igual que ocurre con la duración mínima, puede atender a variaciones en función del convenio colectivo. Estas duraciones no son aplicables a las personas discapacitadas contratadas bajo esta modalidad.

¿Pueden realizarse prórrogas?

Sí, una vez finalizado el primer contrato pueden realizarse hasta dos prórrogas, siempre y cuando la suma total entre el contrato inicial y las prórrogas no exceda de los 3 años. Cabe señalar además que cada prórroga no puede ser inferior a los 6 meses.

¿Hay algún cambio entre el primer año de contrato y el resto?

El principal cambio que se produce entre el primer año respecto al segundo y el tercero es el tiempo dedicado a la actividad formativa. En este sentido, la jornada laboral se reparte cada año de la siguiente forma:

PRIMER AÑO

25% actividad formativa + 75% trabajo efectivo

SEGUNDO Y TERCER AÑO

15% actividad formativa + 85% trabajo efectivo

Este cambio en el reparto de la jornada laboral también afecta a la retribución salarial, ya que ésta se calcula en base al tiempo dedicado al trabajo en la empresa. Esto quiere decir que el segundo y tercer año del contrato, el alumno-trabajador no solo verá incrementado el tiempo dedicado al trabajo efectivo sino que también recibirá un aumento proporcional de su salario.

¿Qué ocurre si el empleado se da de baja durante el contrato de formación?

En el contrato para la formación y el aprendizaje no se contabilizan las pausas por incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo o la lactancia, maternidad, paternidad, adopción o acogimiento. Esto quiere decir que si el alumno-trabajador necesita darse de baja por cualquiera de esos motivos, el tiempo que permanezca inactivo no será contabilizado.

Por ejemplo, si un alumno lleva trabajando 3 meses de un contrato de 1 año y solicita una baja por incapacidad temporal de 2 meses, cuando se incorpore a su puesto de trabajo “el contador” seguirá en los 3 meses (y no en 5) y le restarán todavía 9 meses de contrato de formación.

DESCARGUESE LA INFOGRAFÍA

 

 

Solicite información